lunes, 9 de junio de 2008

A LOS DESAFÍOS POLÍTICOS SE LES GANA CON POLÍTICA

Había que salir de esta crisis para adelante, con medidas y políticas populares. Que la gente sintiera realmente que la redistribución del ingreso los abarca, que los toca. Es la forma de ganarse el apoyo popular y dejar sin argumentos a los empresarios campestres.


En su discurso de hoy la Presidenta Cristina Fernández señaló: “su decisión de crear el Programa de Redistribución Social… un plan que, como mínimo, va a llevar la construcción de 30 hospitales de complejidad cuatro, en distintas partes del país. También más de 300 centros de asistencia primaria a la salud. Este programa se va a fondear con la diferencia de puntos existentes entre esa retención de 35 puntos, vigente al 10 de marzo, y lo que pueda crecer. El Estado no quiere cerrar las cuentas fiscales, el Estado quiere cerrar la cuenta social de todos los argentinos

Agregó: "La medida (retenciones móviles) tuvo por objeto dos finalidades esenciales: la primera y principal, la seguridad alimentaria, la soberanía alimentaria en la mesa de todos los argentinos… La segunda parte es la redistribución del ingreso, de aquellos sectores que mayor rentabilidad tiene por distintas circunstancias; en principio por las condiciones macroeconómicas de este propio modelo que hemos diseñado los argentinos"

Este humilde blog había señalado el 04/06/08: “Ante la gravedad de la crisis, hay que ser claros: la soberanía alimentaria es un derecho inalienable de los pueblos. El estado tiene el derecho y el deber de intervenir para estabilizar los precios del mercado interno y re-direccionar la producción agropecuaria a futuro, amén de bregar por la redistribución de la riqueza

No creo que Cristina lea mi blog, pero me pone contento que coincidamos tanto en los análisis y en las palabras.


Carrió:
A esta señora Carrió, sus palabras la pintan de cuerpo entero: salió esta tarde a criticar los anuncios del Gobierno sobre obras a realizarse con fondos de retenciones a la soja. Aseguró en ese sentido que sentía "profunda pena por esta última oportunidad perdida" de retomar el diálogo… nunca ni la mentira, ni la demagogia conducen a la paz". También volvió a apuntar duramente contra la política económica: "No se lucha contra la pobreza combatiendo la producción sino bajando la inflación”
Carrió
logró lo que parecía un imposible: quedar a la derecha de Miguens de la Sociedad Rural y el energúmeno de Llambías. De Angelis la superó en aplomó a esta agitadora profesional de la histeria colectiva. Realmente da pena…

Y ya que hablamos de “cosas lastimosas”, este señor Mondino ¿cómo explicará su “papel” a partir de ahora?

5 comentarios:

Francisco de Zavalía dijo...

Esta mejorando CFK en sus discursos y en su accionar pero, en lo que respecta exclusivamente al conflicto del campo ¿No es un poco tarde para discursos?
Han pasado más de 90 días desde que salto el conflicto. Luego del estallido se anuncio:
a) Que se iban a implementar medidas para proteger a los chacareros y al interior.
b) Que todo era para luchar contra el "yuyo maldito" (soja), pero no se levantaron las restricciones que el mismo gobierno impuso en leche, carne y trigo.
c) Ahora, finalmente, todo era para los pobres.
Tal vez soy un cínico pero me parece tan solo un discurso para posicionarse ante la opinión pública.
Pero es mejor que la confrontación directa y los discursos de tono apocalíptico que producía el gobierno hasta ahora.
En mi opinión resta que el campo corte también con este tipo de discurso y que la Carrio abandoné la política (con el material de sus discursos puede escribir el sucesor del "codigo Da vinci" y darle de comer a medio país).
Para mi, mas importante que este discurso (dirigido a sus bases y no al país) es su presencia y su discurso en Google.
Si me da el tiempo, hoy voy a publicar algo sobre este hecho: ahí son todas flores para Cristina (A Macri le voy a dar con un palo).

Aldo Ulises Jarma dijo...

Coincido en mucho esta vez:
1)Estos anuncios se tendrían que haber hecho antes.
2)La Carrió debería cumplir su promesa y abandonar la política.
3)Yo también tengo a medio terminar un post sobre el discurso de Cristina en Google y el acontecer diario me impide terminarlo. Incluso gente de la Fundación Generación Libre ya subió el discurso a Youtube:
http://es.youtube.com/watch?v=dYBphUM6toA
Discrepo en algo: para mí si tienen importancia la soberanía alimentaria y la redistribución de la riqueza para el futuro del país.
Un abrazo.

Francisco de Zavalia dijo...

En realidad no discrepamos. Y también creo que es un "pecado" (o como quiera llamarselo) que haya gente con hambre en un país que producide comida para varias veces su población.
También creo en la redistribución.
Pero, siempre hay un pero, no me parece el camino correcto:

a) Me parece que debemos subsidiar a los pobres, que no pueden comprar la comida, que subsidiar a todo el país. Que un chacarero pierda plata para que Franco Macri pagué barato el pan me parece muy mal.
b) Si el campo tiene ganancias extraordinarias creo que, a lo sumo, se le debería subir (en forma extraordinaria), el impuesto a las ganancias.
Las retenciones son ilegitimas, el ejecutivo no puede crear impuestos (los llame como los llame) y menos si este impuesto no se cooparticipa.
Creemos en los mismos resultados, discrepamos con los medios.

Francisco de Zavalía dijo...

Voy a abusar de su hospitalidad para compartir esta cita del blog de un constitucionalista famoso:

"...el gobierno no puede fijar el nivel de las retenciones a través de un mero acto administrativo, o por un mero decreto: su obligación constitucional inequívoca es decidir sobre estas cruciales y socialmente divisivas medidas económicas a través de una ley adoptada por el Congreso. La Constitución es terminante en este sentido, y ninguna interpretación sensata de la misma puede contemplar una alternativa a dicho camino, que venga a debilitar la exigencia constitucional. La Constitución no pide que tales medidas económicas sean decididas por el Congreso por una mera vocación de demorar la toma de decisiones: ella advierte que es justamente en estos casos, cuando lo que está en juego son medidas susceptibles de generar desaveniencias sociales profundas, que la discusión no debe decidirse a través la voluntad arbitraria de nadie. Tales casos exigen, más que ningún otro, que quienes quieren defender un determinado punto de vista se animen a argumentar públicamente, frente a todos los demás, y que quienes están en contra de esas mismas medidas pueden decir, también en público, por qué razones se les oponen. Cuando se elude este proceso, lo que ocurre es que -como acaba de ocurrir en nuestro país- medidas, tal vez justas, tal vez bien animadas, tal vez defendibles en público, aparecen como el resultado de la imposición sectaria y por tanto injustificada, de un sector sobre los demás".
http://seminariogargarella.blogspot.com/2008/06/derecho-and-retenciones.html

Aldo Ulises Jarma dijo...

No conozco ejemplos en el mundo de impuestos consensuados con todos los ciudadanos ni de redistribuciones de la riqueza acordadas y aceptadas con felicidad por los sectores "afectados".