miércoles, 2 de marzo de 2016

HABLEMOS UN POQUITO DE SOBERBIA


Y antes que nada una aclaración: para el lector de este blog no es una novedad que desde hace varios años vengo criticando la soberbia sectaria en que desembocó el último mandato de Cristina y su lamentable desenlace: la derrota contra Macri y la actual restauración neoliberal que padecemos con desguace del Estado Nacional incluido.
No es el objetivo de este post insistir en esa crítica que a esta altura es una obviedad asumida por casi todos.
Quiero resaltar ahora que la soberbia de Macri al acudir a la entrevista con el Papa Francisco contrasta totalmente con la humildad de creyente con la que asistió Cristina Kirchner.
Veamos: de movida la canciller Susana Malcorra planteó la visita como un encuentro entre dos jefes de Estado. Es decir: Macri en pie de igualdad con Francisco. De allí que no deba sorprender a nadie que el Papa Francisco apelara a la distancia y frialdad del escritorio de por medio. Macri lo ratificó al salir: "fue un encuentro entre dos viejos conocidos". ¿Se entiende no? Nunca se postró como cristiano ante el jerarca de la santa madre Iglesia Católica. En su momento, en cambio, Cristina como católica fue a arrodillarse ante el Papa y a hablar en ese carácter. Se despojó, por sentimiento genuino o inteligencia política, como quieran llamarle, de su ropaje de Jefe de Estado y visitó al Papa con humildad. No es un secreto que recompusieron su relación y que ésta fructificó en varios encuentros con muchos "acuerdos políticos" y visiones conjuntas respecto del preocupante escenario económico internacional. Seguramente la formación peronista de ambos influjó. También mutuas conveniencias motivadas en la realidad latinoamericana.
Está claro que para Francisco el presidente Macri es otra cosa: un niño rico cultor del orientalismo New Age que pone el acento en el bienestar individual de cuerpo y espíritu. Un cuasi culto burgués con ningún compromiso social más allá de sentirse bien. Para colmo de males, cuando Bergoglio todavía era Arzobispo de Buenos Aires, Macri no tuvo mejor ocurrencia como Jefe de Gobierno que traer a su gurú Ravi Shankar a dar "misas multitudinarias" para porteños con similares inquietudes altruistas.
Es decir: la cara de culo de Francisco con Macri tiene múltiples motivos: sabía que su interlocutor se colocaba en un pie de igualdad soberbio, que era un promotor de cultos New Age de bienestar individual que Francisco detesta y, por si fuera poco, un restaurador neoliberal que el Papa definió en múltiples oportunidades como generadores de pobreza. ¿Que esperaban los genios del marketing del PRO? ¿Un comité de bienvenida por el "gesto" de no llevar al aliado Massa?
Pero sigamos con la soberbia de Macri... Hoy todo indica que los gobernadores le tomaron el tiempo y que ya saben que el discurso del diálogo es para la gilada. Y Frigerio una suerte de Ravi Shankar que les quiere enseñar a respirar pero sin mandarles una moneda.
Y los peronistas con poder son de sacar rápidas conclusiones pragmáticas con encuestas en mano: y si las últimas indican que Macri viene en picada con 18 puntos menos y el Papa no lo bendice ¿Por qué habrían de entregarle sin negociar algo a cambio todo lo que pide Macri en el Congreso?
La soberbia nunca es buena consejera.

lunes, 8 de febrero de 2016

LA FIESTA INOLVIDABLE


Para un equipo del norte del país llegar a primera es un parto y una fiesta por sí misma. Ganarle a un grande ni te cuento.

La diferencia económica entre Racing y Atlético Tucumán es gigante: sólo el pase de Bou vale lo mismo que todo el plantel del decano tucumano... pero el corazón y la garra a veces pueden más.
Y además, ojo que el decano juega bien! Te descuidás un poquito y te la manda a guardar!
En una provincia que transpira fútbol y pasión, la realidad indica que los jugadores que llegaron en los últimos años al equipo de 25 de mayo y Chile después no quieren irse. Quizás el caso más significativo sea el de la figura de ayer: el arquero campeón con Banfield y ex Boca Juniors, el laucha Lucchetti, que encontró en Tucumán su lugar en el mundo.
¿Y el Pulga Rodriguez? Y buehhh... Qué me vas a hablar de amor! Un jugador de la vieja escuela: de los de una sola camiseta. Para que se entienda: el Pulga es el Bochini tucumano: ídolo de dos ascensos a primera, paso fugaz por la selección nacional de Maradona y autor de goles inolvidables a casi todos los grandes argentinos: Boca, River, Independiente...
El pulga sólo dejó Atlético unos cuantos meses para jugar en Newell's Old Boys una temporada. Allí se dio cuenta que no podía vivir lejos de Simoca (localidad tucumana a 50 km de la capital) y se volvió a Atlético y a construirse su casa en la ciudad del Sulky. Y allí sigue... quizás por eso el pulga (como el de Barcelona) es de esos pocos jugadores que todavía entra a la cancha a divertirse y a disfrutar de los partidos. Por eso es peligroso y distinto en este fútbol histérico de ídolos televisivos fugaces.
¡Y allá vamos! A la bombonera! Donde estrellas millonarias sometidas a intensa presión deberán enfrentar a un equipo humilde con jugadores que vivirán el partido de sus vidas. 
¿Y el pulga? Va a divertirse. Te lo firmo.

domingo, 24 de enero de 2016

EL REGRESO DE LOS SIMULADORES


Ayer David Cufré realizó un excelente resumen en su columna de Página 12 respecto de lo que (sabemos de sobra) se viene una vez más en nuestro país:

"La explicación de los gobiernos argentinos que han brillado en Davos, como el de Macri en esta oportunidad, es que su obsesión es atraer inversiones para potenciar la economía. En la práctica sucede algo distinto: lo que consiguen mayormente es habilitar un canal para producir un endeudamiento masivo del Estado. Esos capitales no llegan para abrir fábricas, financiar centrales energéticas o promover obras públicas, aumentando la capacidad productiva y la competitividad de la economía nacional, sino que se vuelcan a necesidades de sectores concentrados y clases acomodadas. En los 90 y los 2000, por ejemplo, el endeudamiento alimentó la fuga de capitales de los ganadores del modelo, la repatriación de divisas de bancos y empresas extranjeras y permitió sostener por una década la ficción del uno a uno de la convertibilidad. En la actualidad ocurre algo similar: los dólares que está tomando el Tesoro le permitieron terminar con las restricciones a la compra de esos billetes y restablecer los mecanismos para la salida de divisas. El financiamiento también es un puente para lubricar la desregulación financiera, la apertura importadora, la pérdida de ingresos por el achicamiento de la economía y el repago de la deuda. La negociación con los fondos buitre, que seguramente derivará en la emisión de bonos por entre 15.000 y 20.000 millones de dólares, es otro capítulo del mismo plan.
Los antecedentes deberían alertar al gobierno de Cambiemos por la velocidad con que las palmadas en el hombro se transforman en recriminaciones cuando el peso de la realidad se impone. Las felicitaciones de organismos internacionales, financistas y grandes empresarios se multiplican mientras las autoridades logran imponer las políticas diseñadas en países centrales, que aseguran buenos negocios al sector financiero y a las multinacionales, en tanto que pasarán a adjudicarles toda la responsabilidad por el fracaso cuando éste se produzca, atribuyéndoles no haber sido lo suficientemente rigurosos en los planes de ajuste y disciplinamiento social. Es una secuencia que se repite y siempre termina igual, pese a lo cual sus participantes, incluidos los medios hegemónicos, siguen escenificando como si el desenlace pudiera ser distinto cada vez"

Sólo le faltó agregar que los simuladores son esta vez LOS MISMOS que protagonizaron esta misma película en los 90 y en el 2001, aunque ahora portando globos amarillos. Lo que torna la realidad más inaceptable aún.
Sin embargo, mientras transcurre esta película de final anunciado, hay una derecha lúcida que adivina el desarrollo y se preocupa por el votante iluso de Macri y su futuro desengaño. Decía ayer Eduardo Fidanza en La Nación:
"La evaluación del nuevo gobierno y las expectativas que la acompañan se prestan, en principio, a dos lecturas. Una es amable y evidente: los argentinos en general, no sólo los que votaron a Cambiemos, simpatizan con las autoridades y les conceden un crédito para encarar los problemas del país. La otra lectura es inquietante: existe una enorme brecha entre las expectativas de bienestar y las posibilidades efectivas de alcanzarlo, a la luz de los graves problemas heredados. La economía está exhausta pero la gente, de vacaciones y escasa de información, cree que todo marchará de parabienes.
Sólo el liderazgo político del gobierno y de la oposición responsable puede achicar esta brecha. En el corto plazo, es preciso contener a los argentinos y prepararlos para días difíciles. Ése será el requisito de tiempos mejores. De lo contrario, retornará la bipolaridad de un país indolente, acostumbrado a vivir por encima de sus posibilidades"
Es decir: No hay dos lecturas. Saben perfectamente que el sector mayoritario de votantes de Macri es una clase media que mejoró su nivel de vida esta última década y que vio en Macri a un empresario que les permitiría mantenerlo sin la tensión política permanente que implicaba Cristina: con la grieta, cadenas nacionales, la demonizada Cámpora, los "vagos" de los planes sociales, etc.
El artículo de Fidanza alerta sobre lo que viene: prepararse para cuando comience el desengaño inevitable de ese sector hoy cargado de un optimismo ilusorio. ¿Y qué propone Fidanza? Lo que siempre propuso la derecha a lo largo de la historia argentina: es preciso contener a los argentinos y prepararlos para días difíciles.
¿Y qué significa contener? Lo de siempre: es el mejor eufemismo que encontró para alertar sobre la inevitable represión y limitar al mínimo la libertad de expresión. Sembrar el miedo, como siempre.
Cambiemos siempre fue eso: Contener a los argentinos. Ése será el requisito de tiempos mejores, nos dicen.
Lo de siempre: para la derecha argentina el país NUNCA cerró con toda la gente dentro.

miércoles, 13 de enero de 2016

UNA FAMILIA MUY NORMAL


La denuncia de Carrió de hoy contra el presidente de la CSJN Ricardo Lorenzetti por enriquecimiento ilícito termina de configurar un tablero de ajedrez endiablado entre Macri y sus aliados, el poder judicial, el grupo Clarín y la ley de medios, el kirchnerismo, el peronismo realmente existente y el Congreso de la Nación. ¿Se lo iba a perder Carrió?
La duda que se despejará en poco tiempo es en qué carácter actúa Carrió. Conociendo al personaje, dos hipótesis asoman como verosímiles:
1) Actúa por despecho contra Clarín y Macri por un protagonismo que no le concedieron y les marca la cancha, o
2) La más probable: actúa como sicario del grupo Clarín, de Macri o de ambos a la vez para que Lorenzetti no se confunda cuando tenga que resolver dos cuestiones que definirán en lo inmediato gran parte de la suerte de Macri: la ley de medios y el porcentaje del 15 % de coparticipación que DEBE devolverles a las provincias.
Y digo que esta hipótesis es la más probable por 3 razones:
1) No existió berrinche mediático previo de Carrió que indique un marcado despecho: no fue fiel al personaje. Se limitó a interponer la denuncia sin declaraciones. Demasiado prolijo en Carrió. Me recuerda a una escena de la genial película de Sergio Leone "El Bueno, el Malo y el Feo": está bañándose el Feo en una tina y entra a asesinarlo un sicario que, sin embargo, antes de disparar empieza a explicarle el por qué. El Feo tiene tiempo de agarrar su pistola y matar al sicario dedicándole una frase al cadáver: "Cuando vayas a disparar, dispara, no hables"
2) Lorenzetti está en una encerrona complicada para resolver el destino de la ley de medios: la Corte ya la declaró constitucional. Si la voltea ahora será pasible de juicio político en algún momento. Y Macri está teniendo la luna de miel más corta de la historia.
3) Algo similar ocurre con la devolución del 15 % de coparticipación a las provincias. Ya resolvió la Corte a favor de Córdoba, Santa Fé y San Luis. Lorenzetti sólo podría limitarse a cajonear el recurso presentado por 14 provincias argentinas si quiere favorecer a Macri. Pero Macri tendría esa gillotina pendiendo de su cabeza para el momento más inoportuno. Le viene bien que Lorenzetti también se sienta acorralado.

La pregunta del millón: ¿Cómo reaccionará Lorenzetti?
Todas las fuentes que en algún momento conocieron a Lorenzetti lo definen como una persona implacable con sus enemigos, vengativo por sobre todas las cosas. ¿Prevalecerá esa faceta histórica de la personalidad de Lorenzetti? ¿O reaccionará como burgués asustado ante el grupo Clarín?
Difícil saberlo. Y es que por esta vez, al menos, el laberinto en que se encuentra Lorenzetti no tiene salida por arriba a largo plazo. Se enfrenta al "Lado oscuro del corazón": elije entre su "Tiempo de Revancha" o "No habrá más pena ni olvido".
Mueve Lorenzetti.

miércoles, 6 de enero de 2016

RESTAURACIÓN CONSERVADORA Y TORMENTA PERFECTA


Avanza a paso redoblado una restauración conservadora que no será televisada. La tan estigmatizada "campaña del miedo" se quedó corta para describir los enormes retrocesos históricos y el loteo del estado nacional entre corporaciones, CEOs de multinacionales y arribistas varios carentes de toda sensibilidad social en que consiste este cachivache macrista.
Los vocablos hasta hace poco intocables de los partidos mayoritarios argentinos como soberanía nacional, justicia social, independencia económica y respeto por la Constitución Nacional, fueron abandonados con cierto placer por una "dirigencia" de porteños que, se adivina, los considera superfluos en el mundo de hoy.
La única política "posible" vuelve a ser el alineamiento automático con el imperio, el capital financiero, cerealeras, multinacionales de servicios y, por supuesto, el etéreo mercado. Es la cuasi religión tanática que profesan estos militantes del odio que retornan del pasado para proponernos otro demarre imaginario de una copa de champán que solo tomarán en la pampa húmeda (muy pocos) y los beneficiarios de megacanjes y curros similares.
Al resto del país le proponen una tormenta perfecta por escalas hasta marzo:
  • Devaluación del peso del 40 %
  • Fortísimo aumento de tarifas de servicios públicos
  • Aumento de combustibles
  • Aumentos de precios escalonados conforme a TODOS esos items
  • Eliminación de subsidios al transporte y consiguiente aumento de los pasajes para marzo.
  • Tarjetas de crédito que comenzarán a llegar con intereses usurarios por saldos adeudados.
  • Desfinanciación del Estado por transferencias de ingresos a grupos concentrados (principalmente Sociedad Rural).
  • Achicamiento del Estado con despidos masivos direccionados por pertenencia partidaria e ideológica.
  • Abandono de la soberanía energética.
  • Abandono de programas sociales.
  • Apertura de importaciones con pérdida de fuente de trabajos de compatriotas.
  • Previsible aumento del desempleo e inflación.
  • Gobierno a través de DNU y desprecio por la Constitución Nacional.
  • Complicidad de la mayoría del Poder Judicial y, principalmente, la CSJN.
  • Cepo informativo casi total.
Pregunta obligada: ¿cierra ese esquema? Veamos:
FORTALEZAS del gobierno:
1) Apoyo unánime de corporaciones, bancos y multinacionales.
2) Medios de Comunicación totalmente funcionales y, algunos, copartícipes del gobierno como el grupo Clarín.
3) Poder Judicial encolumnado.
4) Disciplina de la chequera (el PRO se quedó con todos los Bancos: Central, Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires) resulta convincente para la clase dirigente con responsabilidades de gestión que, lógicamente, aspira a sobrevivir.
5) Los principales dirigentes sindicales hoy lucen conformes con la Superintendencia de Salud, otros cargos menores, fondos para la AFA, sus clubes, etc.

DEBILIDADES del Gobierno:
1) Ausencia de estructura partidaria de apoyo.
2) Nulo manejo de la calle.
3) Escasos cuadros políticos con experiencia de gestión.
4) Excesiva dependencia del formateo diario de la opinión pública a través de los medios de comunicación.
5) Sustrato ideológico de neto corte reaccionario que impide pensar y articular medidas populares.
6) Incapacidad absoluta para gestionar y solucionar crisis: inundaciones, fuga de presos, etc. Dependencia total del cepo informativo y creación de demonios K para atribuir culpas.

ANÁLISIS DE DEBILIDADES Y FORTALEZAS:

Las 3 primeras FORTALEZAS del macrismo lucen sólidas: apoyo de corporaciones, medios de comunicación y poder judicial. Ello por algo muy sencillo: hoy son parte o socios en el gobierno. Ese esquema permanecerá inmutable. En cuanto al disciplinamiento ejercido por la chequera sobre dirigentes políticos opositores y sindicales, ello durará mientras la opinión pública siga siendo favorablemente domesticada por el conglomerado mediático.
Por tanto, cae de  maduro que debemos actuar sobre la principal DEBILIDAD del macrismo: el volátil apoyo de la opinión pública que fluctuará exclusivamente en función de como se vea afectado su poder adquisitivo y sus empleos. Es decir: la clase media no se conmoverá por los DNU inconstitucionales de Macri, megacanjes que comprometen las generaciones futuras, ni por despidos por motivos ideológicos. Sólo el bolsillo impactará sobre sus opiniones. Lo que ocurrirá más temprano que tarde por las medidas económicas dispuestas. Y será justo ese momento en que la chequera perderá su poder de seducción. Nunca antes.

¿Ello significa que debemos sentarnos a esperar? De ninguna manera. En política los espacios que no se ocupan siempre terminan siendo ocupados por otros. El problema, sin embargo, es que hoy sólo se vislumbran estrategias aisladas y erráticas. La principal fortaleza y, al mismo tiempo, debilidad del kirchnerismo es que cuenta con un núcleo duro transversal del 20 a 25 % de la sociedad pero le cuesta la articulación con el resto del peronismo por las características del liderazgo de Cristina y sus referentes camporistas. Es decir: en las provincias hay mucho peronismo que no se banca a Macri ni los radicales en el poder pero tampoco aceptará órdenes de camporistas en el llano ni se someterá a los caprichos de Cristina.
Pasando en limpio: hoy el peronismo necesita de un líder articulador (ojalá Cristina esté dispuesta a asumir ese rol) y tiempista que junte sus partes y retazos para cuando mute la opinión pública. Los berrinches en parques y plazas sirven como catalizadores de la bronca genuina de militantes y como expresiones valiosas y legítimas de minorías intensas que seguramente parte de la sociedad comparte pero no bastan para articular al peronismo realmente existente.
¿Se entiende no?

lunes, 30 de noviembre de 2015

ESTAMOS BIEN LOS 33


A medida que avanzan los lineamientos de Mauricio Macri, quedan cada vez más claras sus semejanzas con el ex presidente chileno Sebastián Piñera. No sólo por la ideología neoliberal de ambos empresarios ricos, sino fundamentalmente por la forma de armar sus equipos de gobierno. Veamos las coincidencias:

1) Gabinete:
El primer gabinete de Piñera fue el de la Clínica Las Condes, de la Univesidad del Desarrollo, de Cencosud, de Ripley, de Falabella, de Alsacia y otras cuantas joyitas inalcanzables para el común de los chilenos.

También el gabinete anunciado por Mauricio Macri es un reparto entre corporaciones y empresas varias con escasos políticos. Y hasta integra Jefatura de Gabinete el CEO de LAN (empresa de Piñera). 

¿Cual es exactamente la “vocación de servicio público” de estos CEOs, empresarios y terratenientes? ¿Haber dejado el campo o su empresa por un rato? ¿Pueden aquellos que se dedicaron toda su vida a ganar dinero dedicarse de la noche a la mañana a satisfacer las necesidades del pueblo?
Lamentablemente no soy optimista. Estoy convencido que más temprano que tarde terminarán primando en un gabinete de esta clase sus auténticos intereses antes que la justicia social.

2) Vargas Llosa:
"Con Sebastián Piñera en la presidencia, el desarrollo económico y la democratización de Chile recibirán un fuerte impulso y consolidarán el progreso integral de la sociedad chilena, que, desde la caída de la dictadura de Pinochet hace veinte años, es el más profundo que ha conocido América latina. Chile habrá dejado entonces el subdesarrollo y será el primer país de América latina en incorporarse al Primer Mundo"

"Si fuera argentino, votaría por Macri. Es el único que representa una alternativa real, clara y contundente a lo que ha sido la tragedia de la Argentina, que es el peronismo. Ahora hay una alternativa clara, que presenta Macri, una persona muy seria que tiene equipos trabajando en cómo sacar al país de ese pozo."

3) Sus fortunas en fideicomiso:
Piñera fue pionero en poner su fortuna en fideicomiso. Macri ahora lo sigue en su decisión.


¿Quieren saber como terminó la revolución de la alegría chilena con CEOs y fideicomisos? Así:
"Los jefes de las bancadas de diputados de la DC y el PPD, Ricardo Rincón y Marco Antonio Núñez, aseguraron que el Presidente Sebastián Piñera ha duplicado su fortuna durante sus cuatro años en La MonedaNos parece sumamente preocupante para el país que el Presidente Sebastian Piñera en estos cuatro años de Gobierno haya -considerando como base el año 2009- duplicado su patrimonio, su fortuna, pasando de 1.000 millones más menos a 2.500 millones de dólares en el 2013", dijo Rincón. El legislador DC indicó que éstos son "datos no de la oposición, sino de Forbes, revista que permanentemente publica la información de los multimillonarios en el mundo y donde el Presidente Sebastián Piñera ocupa un destacado lugar, en el número 589 de la listaEl Presidente debe responder si ha estado más dedicado y preocupado a su incremento patrimonial o verdaderamente a conducir los destinos de Chile", sentenció Rincón.
Ahh... los 33 mineros se salvaron. Por suerte.

martes, 24 de noviembre de 2015

LA ETAPA RELIGIOSA TERMINÓ EN UN PAÍS ATENDIDO POR SUS PROPIOS DUEÑOS




El autor de este blog hace mucho tiempo que venía reclamando unidad para afrontar esta elección presidencial que pintaba muy complicada. Y pedí dejar las críticas para otra oportunidad. Lamentablemente muchos no lo entendieron así y no alcanzó (por muy poquito) con que el pueblo se pusiera la campaña al hombro.
Tampoco creo que este sea el mejor momento para dedicarnos al canibalismo interno pero sí, al menos, para abrir una breve etapa de autocrítica que nos permita salir fortalecidos y unidos. 
Me creo con derecho adquirido a criticar la etapa religiosa del kirchnerismo simplemente porque así lo hice cuando empezó allá por mediados del año 2012. En este post del 20 de agosto de 2012 señalé:
"Buenos Aires perdió gran parte de la alegría militante que se respiraba hace no mucho tiempo atrás. Hoy se privilegia la uniformidad, la religión por sobre todas las cosas. Es lo que hay... y ya estoy grande para volverme religioso"
Como sucede con toda religión que nace con vocación sectaria, los que no cursan el catecismo terminan expulsados de facto. Eso nos pasó a varios que nos negamos a convertirnos en soldados sectarios cuando avizorábamos que se necesitaban articuladores.
Se resolvió prescindir de los articuladores y sólo premiar soldados independientemente de sus capacidades y, peor aún, de su nivel de representación social. Esa mecánica llegó al extremo de levantar el teléfono y exigir a los gobernadores convertir en diputados nacionales a compañeros que, en muchos casos, no estaban a la altura.
A esto tampoco lo digo por primera vez. Es lo mismo que dije en noviembre de 2013 en una Gran Cena de la MAK a la que acudí invitado por el amigo y maestro bloguero Gerardo Fernández.
La opción por el sectarismo y la religiosidad fue mortal porque repercutió en la construcción política y la comunicación (encerrada en la lógica de las cadenas nacionales para convencidos). 
Pero no nos engañemos: la etapa religiosa y sectaria ya había sido derrotada con la elección de Scioli como candidato (el mejor y el único posible en la coyuntura) aunque algunos apelaran al slogan final de fantasía: "El candidato es el proyecto":



Obviamente que, pesar de esa opción final (y fatal) de Cristina por la religiosidad política, le estaré eternamente agradecidos a Néstor y a Cristina por haberme regalado los mejores años de mi vida política. Haber formado parte activa (sobre todo del 2003 al 2012) de este proyecto político que creíamos que era imposible de realizar en Argentina allá por el año 2002 es no sólo un recuerdo imborrable sino una obligación y compromiso de redoblar esfuerzos que tenemos para VOLVER lo antes posible, por nuestra patria y por nuestros hijos.
Se lo debemos todo, lo tengo claro, a Néstor que dejó su vida y al coraje de Cristina. Y Néstor la tenía clara: La lucha es así: entre la luz y las tinieblas.
El 11 de diciembre, cuando arranque la restauración conservadora, no la tendrán sencilla. Están comprobando estos días (hasta en el mismísimo diario La Nación) que el nivel de resistencia a medidas antipopulares será altísimo.
Por eso están improvisando y recalculando: la terapia de shock con la que soñaban todos (Macri y sus economistas incluidos) aparece cada día con más contraindicaciones. Y la alternativa que evalúan: el gradualismo sin convicción y sin apoyo corporativo puede llevar a Macri a desgastarse de a poco con su propio electorado.
Cualquiera sea la estrategia económica que adopte Macri o acuerde con las corporaciones, nos debe encontrar mas unidos y más inteligentes que nunca. Debemos aprender de nuestros errores y evitar caer nuevamente en el sectarismo. Nuestra oposición debe ser responsable y firme: el cumplir con nuestro electorado no puede ser un impedimento para seducir al que votó a Macri. Y eso se traduce como agenda positiva por un tiempo.

jueves, 19 de noviembre de 2015

IMPRESIONANTE. NO TIENE DESPERDICIO

"Tenemos un país donde no se consigue departamento para veranear en la costa en enero ni lugar en los aviones. Pero en la radio y televisión hay incendios solamente y te dicen Cambiemos..."
Desde cuando un modelo de libro de autoayuda mejoró un país!!!

jueves, 5 de noviembre de 2015

EN BREVE HAY QUE PASAR DE STEPHEN KING AL ALPLAX


Al día siguiente de las elecciones del 25 de octubre pasado sostuve (y creo haber sido el primero en ver lo que se venía):
"Estoy convencido que la única manera de ganar el ballotage será desenmascarando a Macri. Probar que su cambio no será inocuo. Que el PRO viene a afectar las conquistas económicas y sociales de vastos sectores sociales. Si no logramos hacerles entender (y temer) a mucha gente que su futuro y sus propios intereses se encuentran en juego el 22 de noviembre estamos perdidos.
Pasando en limpio: Este mes hay que dejar a un costado, por un lado, el discurso "del candidato es el proyecto" y, por otro, el de la "fe y optimismo".
La Cámpora y La Montaner pueden esperar.
Llegó el momento de la política Stephen King y Alfred Hitchcock compañeros!"

Y se cumplió la consigna:



Y a mí que TN, La Nación, Clarín y Urtubey me digan lo que quieran. Pero estoy convencido que las balas están entrando, y comienzo a notar un efecto "globos pinchados" incluso hasta en un porcentaje menor, pero nada despreciable (tratándose de un balotage), de clase media tucumana que VOTÓ A MACRI el 25 de octubre.
Sin embargo, en algún momento de la semana que viene creo que esa etapa de la campaña estará agotada y habrá que pasar a la "fase Alplax" tranquilizadora. Scioli es un candidato casi justo para cumplir ese rol. Quizás sea ese su mejor tono de campaña: cuando se vuelve una garantía de previsibilidad y gobernabilidad, pero conservando la firmeza y el rol interpelador respecto de lo que significa Macri y su verdadero plan e intereses que representa.
Si Scioli consigue en el debate televisivo transmitir tranquilidad y, al mismo tiempo, interpelar a Macri habrá dado un paso gigantesco para llegar a la presidencia.