miércoles, 14 de mayo de 2008

EL ULTIMO TANGO EN PARÍS

Siguiendo con mi serie de Grandes Escenas, quiero compartir esta del “Último Tango en París”, esa imprescindible y polémica película (en su época) de Bernardo Bertolucci.
Aquí Marlon Brando “baila” un tango y expone su estado de ánimo con sus gestos y sus movimientos. Finalmente termina mostrando el culo: algunos críticos dijeron que se lo mostraba a la caduca burguesía parisina. Con mi amigo “Lalo” Escudero teníamos una opinión menos ideológica: veíamos un gesto de un cincuentón desencantado y, al mismo tiempo, seductoramente provocador y transgresor que parece decirnos: ¡Todo en la vida me importa un carajo y me la banco! ¡Yo ya viví: déjenme disfrutar mi naufragio!

Pero pocos saben que la música de la película es de un argentino: el "Gato" Barbieri. Sin duda el mejor músico de jazz argentino de la historia: un grande en serio. Y para prueba les dejo una perlita impresionante: hace no mucho tiempo el Gato dio un concierto en el Barrio Latino de París y tocó “El último tango en París”. Escuchándolo es fácil imaginarse a Marlon Brando caminando por las orillas del Sena dirigiéndose al departamento en alquiler. Una joya de la sensualidad hecha música que vale la pena escuchar varias veces. ¡Castigue Gato!