lunes, 14 de abril de 2008

LAS MEJORES ESCENAS DE LAS GRANDES PELÍCULAS

Decidí darme un gustito a partir de hoy: compartir con ustedes mi incurable pasión de cinéfilo. Y para eso fui reuniendo un interesante material de las que considero imperdibles escenas de grandes películas. Así que, al menos una vez al mes, subiré un post con una selección absolutamente subjetiva de grandes momentos del cine.
Arranco con un grande, para mí el mejor, del cine argentino: Adolfo Aristarain. Esta escena de su película "Lugares Comunes" no tiene desperdicio; y se la dedico, desde ya, a todas las mujeres que sepan disfrutarla. El guión es extraordinario, y el clima y "la química" que consiguen Federico Luppi y María Fiorentino es inigualable, en una escena nada sencilla. No se pierdan los detalles: cuando la Fiorentino se saca los anteojos, la humedad de su mirada, y la "calculada inocencia" de Luppi: "No pasa nada y pasa un mundo". Espero no defraudar: