domingo, 16 de mayo de 2010

DEL ODIO NO SE VUELVE


La columna de hoy de Morales Solá es la muestra cabal de un tipo cegado por el odio. Habría que encuadrarla y enseñarla a los alumnos de periodismo para demostrar lo que le puede ocurrir a alguien cuando abandona el periodismo y se dedica solamente a tratar de demonizar a un gobierno y a todo aquel que lo apoye, o "lo beneficie" aunque sea indirectamente. Todos caerán bajo la pluma cargada de odio de Morales Solá.
¡Y pensar que este tipo fue al Congreso de la Nación a quejarse por "el nivel de violencia" contra el "periodismo independiente"!
Hoy intenta la continuación de la saga de cinismo desde el título mismo: "Bajo el imperio de los violentos". Y a continuación se dedica, con un nivel de violencia verbal pocas veces visto, a demonizar a dirigentes sociales, sindicalistas, al juez que procesó a Macri y a funcionarios del ejecutivo.
Este mismo Morales Solá había escrito el domingo pasado una columna en que llamaba a unirse al peronismo disidente para "frenar" a Kirchner: la fantasía le duró apenas unos días. La realidad le viene jugando terribles malas pasadas a Joaco.
No vale la pena profundizar ni describir esas obviedades. Sólo decirles que disfruté dos párrafos:

1) En este Moralito no puede ocultar su desgarramiento por el default financiero e ideológico de sus admirados socialistas neoliberales españoles y la buena salud del modelo argentino: ¿Qué le dirá Cristina Kirchner a Rodríguez Zapatero sobre los graves cuestionamientos europeos a la Argentina, además de darle clases de heterodoxia económica? Y sí, debe ser difícil para Joaco...
2) En el otro párrafo intenta demonizar a Guillermo Moreno una vez más, sin darse cuenta que sólo consigue agrandar el mito:
"Guillermo Moreno es el mejor maquillador de la debilidad de sus jefes. En una reunión con empresarios de la cadena triguera, el miércoles último, entrevió al representante de Arcor, que estaba a unos quince metros de él entre unos 40 ejecutivos, y le preguntó, insidioso y desafiante: ¿Arcor sigue todavía en AEA? . Arcor es una empresa argentina y la principal exportadora mundial de golosinas. Su presidente, Luis Pagani, fue fundador y titular de AEA hasta hace muy poco. El gobierno quiere desplumar a esa entidad empresaria, la más importante de la Argentina. Un poco más distendido, Moreno, con cara seria, invitó luego a los ejecutivos a tomar té: Aprovechen. Son los últimos saquitos de té importado que verán en mucho tiempo , bromeó con cara seria"