martes, 23 de marzo de 2010

MAS ALLÁ DE LOS DERECHOS HUMANOS...


La magnitud de la tragedia de los desaparecidos, las torturas, el robo de bebés y otras variantes represivas que utilizó la dictadura militar argentina, hacen que tendamos a concentrarnos en este DÍA DE LA MEMORIA, casi con exclusividad, en la violación de los derechos humanos que significó esa etapa.
Perdemos mucha veces de vista que todo ello (diezmar una generación de jóvenes combativos) fue necesario para implantar el plan económico igualmente siniestro de Martínez de Hoz: antiestatista, destructor de la industria nacional y, por ende, de fuentes de trabajo; y de crecimiento fraudulento de la deuda externa. Todo ello lo pagamos hasta el día de hoy.
Estoy convencido que debemos insistir más con este último discurso en esta bisagra histórica; no porque la destrucción de la economía nacional sea más importante que los desaparecidos, sino porque la derecha mediática opera inteligentemente para bombardear el discurso de los derechos humanos pero se muestra indefensa para contrarrestar el contragolpe de mano de la economía arrasada.
El material en video que les dejo es absolutamente revelador y muy poco se difunde. Espero que lo hagamos el año que viene.
La economía durante la dictadura:



Publicidades utilizadas por la dictadura militar:







Cómplices famosos de la dictadura militar:





4 comentarios:

El Nerd dijo...

Genial ALDO!!

la verdad que su bló da gusto leerlo!

saludos.

Anónimo dijo...

Perfectamente de acuerdo. Si bien es sobradamente conocido que el objetivo último del golpe era la imposición del modelo económico, debe recordarse y sacar en cara permanentemente esta circunstancia. Las secuelas pasadas y las que perduran en el momento actual son herencia directas de éste. Sin contar con las secuelas que ha dejado el pensamiento único neoliberal que la mayoría de la oligarquía ha asumido por interés propio pero que desgraciadamente aún sigue insertado en la clase media a pesar de que objetivamente no la beneficia.La otra cara de la moneda son los muertos, el dolor de los que quedaron vivos, el desmantelamiento de la cultura y la educación, la pobreza intelectual, el miedo incorporado al cuerpo, el descabezamiento del movimiento sindical y lo que es peor: generaciones perdidas para el debate, el avance, la discrepancia, el desarrollo como pueblo.
¿Realmente alguien cree (incluido el mayor gorila) aún que habían 30000 guerilleros en la Argentina? Y he dejado de sumar a posta los presos oficiales, los muertos oficiales y los exiliados porque la cifra que daría sería ¡2-3 veces la composición total de las Fuerzas Armadas de la época!
Es evidente que el golpe se impone para romper y neutralizar la resistencia (del tipo que sea) a la imposición de ese modelo. La "rebelión subversiva" simplemente se usó como excusa y tapó así la necesidad de imponer el terrorismo de Estado masivo. Al fin y al cabo, fue el sistema que se eligió para imponer ese modelo en casi toda latinoamérica.

Fibrilatus.

Ricardo dijo...

Coincido con vos, Aldo.
Hubiera sido imposible imponer el modelo económico y social del Proceso y Martínez de Hoz sin Dictadura, miedo, represión, torturas y muerte.

Aldo Ulises Jarma dijo...

Gracias Nerd! Abrazo grande a todos!