sábado, 21 de abril de 2012

REPSOL: LA HISTORIA DEL FRACASO NEOIMPERIAL ESPAÑOL



Causan gracia las apelaciones de España y Repsol a la “seguridad jurídica”, la confianza, el “clima de negocios”, el respeto a “la legalidad internacional”, etc., etc.
Pero se entiende: la actuación de España en el siglo XXI, en el plano internacional, estuvo ligada promiscuamente a los intereses de Repsol, una empresa donde un porcentaje muy elevado de sus accionistas permanecen en secreto dado su origen espurio vinculado al saqueo liso y llano de nuestras riquezas durante el menemismo y los nuevos millonarios surgidos de ambos lados del atlántico.
Repsol, para un país sin petróleo como España, representó la última oportunidad que les regalaba la historia de convertirse en un jugador en el concierto internacional.
Y con la llegada al poder de Aznar decidieron ir por todo. Lo que en el mundo de entonces (hoy en menor medida) implicaba actuar conjuntamente con EEUU e Inglaterra invadiendo países petroleros u organizando golpes de estado en países igualmente petroleros.
El primer intento de Aznar y Repsol fue el 12 de abril de 2002: el golpe a Chávez en Venezuela. Me tocó estar en España ese día: la cara de los periodistas durante la transmisión del telediario de TVE era equivalente a la de España campeón mundial de fútbol. A las 48 horas, cuando Chávez recupera el poder, el rostro de esos mismos periodistas parecía los de los locutores de TN luego de la aprobación de la ley de medios.
Hoy nadie duda que eso fue así, incluso el propio canciller español Moratinos (año 2004) acusó a Aznar de apoyar el golpe.
El fracaso no amilanó a “un duro” y fundamentalmente ambicioso Aznar: el 16 de marzo de 2003 fue el protagonista de la célebre foto de Las Azores:


Allí se daría el ultimátum a Saddam Hussein. La invasión a Irak se iniciaría 4 días después: el 20 de marzo de 2003. Con esta invasión imperial y la participación activa del ejército español, Aznar planeaba estar en la mesa de reparto de pozos petroleros para Repsol.

El fatídico Marzo de 2004:

ATOCHA:
El fatídico 11 de marzo de 2004 fue el doloroso día del atentado en Atocha. Cuando Aznar, como jefe de gobierno, acusó públicamente a ETA del crimen se trataba mas bien de una plegaria, de un deseo que fuera así. Si los terroristas musulmanes estaban tomando represalias directas en territorio español, la presión para que España retirara su presencia militar de Irak lo condenaría en las próximas elecciones, lo que finalmente ocurrió. Otra operación petrolera fallida, Repsol sin comparsa militar ya no sería un actor principal en el despedazamiento iraquí.

EL OTRO GRAN FRACASO:
Ya lanzado en su carrera de querer emular a Henry Kissinger , quien organizó tantos exitosos golpes de estado, en marzo de 2004 José María Aznar se puso en la tarea de esponsorear uno en Guinea Ecuatorial, país (colonia española hasta 1968) que cuenta con  la tercera reserva petrolera de África. Apetitoso botín que se instrumentaría por medio y para el depredador Repsol.


Así, sería su amigo Mark Thatcher, hijo de Margaret, quien se encargó de la dirección de la operación que sería ejecutada por un grupo de mercenarios, cuya culminación sería la entrega de la presidencia del país a Severo Moto quien se encontraba exiliado en España bajo la protección de Aznar.



Los mercenarios (al filtrarse la operación) cayeron presos en Mozambique en el momento de embarcarse para el asalto y Thatcher quedó al descubierto en Sudáfrica. Los infantes de marina que despachó el gobierno español (dos buques que salieron de la base de Rota, en Cádiz) quedaron anclados y debieron modificar su plan de navegación.

Parece casi un castigo divino para Aznar: se enteró del fracaso de su operación en África el mismísimo 11M del atentado en Atocha. Lo cual solo le otorgó el beneficio de tapar mediáticamente el frustrado golpe “a la española” y las declaraciones de los mercenarios detenidos que fueron confesando todo puntualmente.

Biteo Boricó (Primer Ministro guineano) aprovechó el discurso que pronunció en la tarde del miércoles en las Naciones Unidas para asegurar que Guinea Ecuatorial se siente «seriamente amenazada» y reiterar la convicción de las autoridades de Malabo de que España está detrás de la mencionada intentona golpista encaminada a colocar al frente del país al dirigente opositor Severo Moto, exiliado desde hace años en suelo español.
El primer ministro, aseguró, incluso que España envió a las aguas jurisdiccionales guineanas dos buques de guerra de la Armada «con 500 marineros a bordo» para el caso de que se produjera resistencia al golpe de Estado. La operación, explicó, iba a ser realizada por un grupo de 65 supuestos mercenarios, que fue interceptado en Harare (Zimbawe), desde donde pretendían viajar en avión hacia Guinea” 

Crause Steyl, un piloto y mercenario surafricano, aseguró ayer en declaraciones a la cadena británica Channel 4 que el Gobierno de Aznar apoyaba el golpe de Estado que se preparaba contra el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en marzo pasado. Sus acusaciones reiteran las lanzadas en septiembre en la Asamblea General de la ONU por el primer ministro guineano, Miguel Abia Biteo, que fueron rechazadas tanto por Aznar como por el actual Gobierno español. Ex colonia española independiente desde 1968, el país se ha enriquecido gracias al hallazgo de grandes yacimientos de petróleo en el Golfo de Guinea.
Steyl, al igual que Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica, se encuentra en libertad tras haber pactado con las autoridades surafricanas que investigan el intento de golpe. Los mercenarios salieron de Suráfrica con destino a Guinea vía Zimbabue, pero fueron detenidos en Harare, su capital. En paralelo, Crause Steyl tenía que recoger en Las Palmas al líder de la oposición guineana, Severo Moto, que desde hace años está refugiado en España, y llevarle a Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, a través de Bamako, en Mali”

Otro mercenario confesaría en marzo de 2008:
Simon Mann, ex soldado de élite en el Ejército Británico reconvertido en mercenario profesional, ha admitido por primera vez su participación en el fallido complot para dar un golpe de Estado para derrocar en 2004 al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. La operación, según él, contaba con el apoyo del Gobierno español de la época, presidido por José María Aznar.

La operación fracasó cuando Mann y los 65 hombres que había contratado fueron detenidos en el aeropuerto de Harare (Zimbabue) el 7 de marzo de 2004, mientras se aprovisionaban de armamento antes de proseguir hacia Guinea.
"Fue una cagada", admitió Mann en una entrevista emitida el martes por la noche por el canal británico Channel 4. La entrevista fue grabada en el penal de Playa Negra, en Guinea Ecuatorial, adonde Mann fue extraditado desde Zimbabue el pasado febrero y donde debe ser juzgado la semana próxima.
Esposado y con argollas en los tobillos, pero con aspecto fuerte, Mann, de 55 años, se culpa de no echar el freno a tiempo. El plan era un secreto mal guardado que había llegado a oídos de las mismas autoridades guineanas.
"Seguimos adelante porque otras indicaciones que estaba recibiendo -del Gobierno español y, especialmente, del Gobierno de Suráfrica- decían: ‘queremos que vayas, así que ve para allá", asegura. 
Otro implicado en la trama es el hijo de Margaret Thatcher Sir Mark Thatcher, quien admitió su "negligente" colaboración al proveer un helicóptero a su amigo mercenario. 
El hijo de la antigua primera ministra británica se libró de ir a prisión tras pactar con las autoridades judiciales de Suráfrica, donde fue detenido. Éstas cerraron el caso imponiéndole una multa de 450.000 dólares por violar la ley antimercenarios, y expulsándole del país. "Mark formaba parte del equipo", asegura ahora Mann.
El dinero era el móvil de la trama. La antigua colonia española es el tercer productor africano de petróleo, con 350.000 barriles diarios. Calil y Mann cobrarían mediante la concesión de explotaciones de crudo. Documentos filtrados sugieren que el ex militar británico también iba a recibir 15 millones de dólares por sus servicios”

En noviembre de 2009 el mercenario Mann diría al diario inglés  The Guardian que pensaba denunciar ante la justicia a Sir Mark Thatcher y al empresario Ely Calil, como ya hiciera en su declaración a Scotland Yard.
En base a estas, y otras informaciones, Arthur Lepic en Red Voltaire afirmó que se trató de una maniobra conjunta con EEUU para desplazar a la petrolera francesa TOTAL y colocar en su lugar a Repsol YPF.

¿Qué tal la seguridad jurídica y respeto a la legalidad internacional de España y Repsol?

¿Alguien cree que sea una “casualidad” que luego de la expropiación a Repsol la primera petrolera que se acercó como interesada en hablar con el gobierno argentino sea la francesa Total?

¿Alguien cree que sea una casualidad la posición política de Maurizio Macri tomada en relación a la expropiación de YPF al ver en la cuna a su hijita?


12 comentarios:

Ricardo dijo...

Gran, gran post, Aldo.
Clarísimo.

Abrazo.

Alex dijo...

Hola
Aldo muy buen post. Muy buena data.
Deja mucho para pensar en cada uno de los puntos que has tocado.
Impresiona la ninguna vocación democrática de la España del PP de Aznar.
Y me deja una pregunta: con que se descargaran en el caso de Ypf ya que por lo visto son muy afectos a las conspiraciones y a los golpes de estado.
La frutilla es la relación con Total.
Te Felicito una investigación fantástica
Saludos

Aldo Ulises Jarma dijo...

Ricardo y Alex: muchas gracias che!
Abrazo grande.

Silvana dijo...

Yo sabía que EEUU fogoneaba los golpes de estado y las invasiones, pero lo que no sabía que España, la “madre Patria”, también lo hacía!

Me gustó mucho la comparación de la cara de los periodistas españoles, durante la transmisión del golpe a Venezuela y 48 horas después. Dios le otorgue larga vida a Hugo Chavez para que siga defendiendo a su Patria de los oligarcas que habitan esas tierras y de cualquier intento golpista.

Afortunadamente Argentina, como país, está en un plano distinto al de los países africanos: tenemos un rumbo político fijado, con una economía estabilizada y una democracia consolidada. Pero lo más importante es que Argentina está enclavada en América Latina, región que se encuentra más unida y afianzada que nunca. Partiendo de esto: España sabe a quién se enfrenta, y entonces lo único que le queda es “pelearla” apelando a conceptos jurídicos, al derecho internacional y buscando opiniones "de peso", que dicho sea de paso, muy bien no les fue sobre todo en el G 20.

Pero realmente no tienen vergüenza: hablar de seguridad jurídica cuando fueron cómplices de pergeñar golpes de estado en América y África….

Un lujo el post!! Además de especificar con fechas cada episodio, se adjuntan las fuentes!

Omar.- dijo...

Muy bueno Aldo, los sucesos en correlato con sus respectivas fechas, impecable.Esto debe ser leído en toda la red, te lo robo y lo subo.- Abrazo.-

Anónimo dijo...

Comparen:
http://www.youtube.com/watch?v=YLc1J5TLLP4

Aldo Ulises Jarma dijo...

Silvana y Omar: muchas gracias.
Saludos.

MiTucumán dijo...

¡Buenisimo relato! Se creían jugando al "TEG" con un tablero de la reservas mundiales como este http://agaudi.files.wordpress.com/2007/09/mapa-del-petroleo.jpg

Rodrigo Herrero dijo...

Muy buen post. Lo leí medio por arriba, pero en otro momento le pongo más pila. Llegué acá gracias a Ricardinho (loshuevosylasideas).
Menos mal que existen algunos ejemplos de contra-discursos en la blogósfera!!
Saludos

Mario dijo...

Aldo:
El post es tan claro y contundente que... apabulla!
Las amenazas de las autoridades españolas actuales y de la mayoría de los periodistas pertenecen "...una de las dos españas... la que nos hiela el corazón!!!
Gracias,
Mario

Aldo Ulises Jarma dijo...

Mi Tucumán, Rodrigo Herrero y Mario: muchísimas gracias.
Abrazo grande a todos.

wal dijo...

Excelente info y sobre todo la claridad conceptual par armar la trama. Gracias por tan magnifico laburo.

Wal