miércoles, 14 de abril de 2010

EL GORILAJE EXTRAÑAO MIRA SIN COMPRENDER


El tipo llegó hoy temprano a su oficina en la city porteña. Llamó a su secretaría y le pidió lo usual: un cortado y los diarios. Le trajeron lo de siempre: La Nación y Ambito Financiero (le dura la costumbre de considerar un diario “grasa” a Clarín).

Arrancó leyendo La Nación. Le cayó bien ver una columna de Morales Solá un miercoles.

Arrancó por ahí: “Quince meses después de haber asumido como presidente, Barack Obama aceptó una reunión muy breve, pero reunión al fin, con Cristina Kirchner”.

Le gustó la columna de moralito: se cagó de risa de que “el negro” le diera tan poca bola a la “cretina”. Le pegó una miradita al boleo a los principales títulos y después agarró Ambito Financiero, donde Ignacio Zuleta decía esto:

“El relieve que terminó dándole Barack Obama a la presencia argentina no tiene precedentes ni en la era de las relaciones carnales del otro Gobierno peronista de Carlos Menem. La mimó como a ningún otro mandatario de la región que fue a la cumbre y por encima de las preferencias tradicionales de Washington en el Cono Sur.

Este encuentro consagra una de las pasiones del peronismo: el posicionamiento. Todo lo que hace un peronista es para estar bien «posicionado», o sea, para estar en el lugar adecuado en el momento oportuno. El mejor elogio que puede recibir un peronista es «qué bien posicionado que quedó» es decir del lado de los ganadores. Un peronista se cría para el posicionamiento. Cristina de Kirchner quedó ayer más que bien posicionada con Estados Unidos, algo que además puede ser beneficioso para el país en momentos en que busca recomponer sus relaciones con los mercados financieros, para lo cual un apoyo de Washington es clave

A esa altura el tipo estaba más desorientado que Palermo tratando de abrazar a Riquelme. Llamó a su secretaria. Le pidió que haga pasar al contador y comenzó su jornada laboral pensando en que “Ambito Financiero” se estaba convirtiendo en un diario de mierda.

Al mediodía (tenía poco tiempo) decidió comer en McDonals. Para amenizar el Cuarto de Libra con queso agarró la parte del diario La Nación que estaba libre en el revistero: Suplemento Cultural. Se dio allí con un título que no esperaba: “Surge una nueva forma de gorilismo en la era de los K” Es irracional e indiscriminado.

"Ha surgido un nuevo gorilismo en la era de los K, que consiste en rechazar todo lo que hace este gobierno por considerarlo contaminado y sospechoso. Se trata de un odio irracional, que no se toma el trabajo de analizar cada medida en particular ni de comparar honestamente a esta administración con las anteriores", dice el escritor Guillermo Martínez, uno de los narradores argentinos más traducidos en el mundo. Hace casi un año, uno de sus relatos, "Infierno grande", fue publicado en la prestigiosa revista estadounidense The New Yorker. Martínez se convirtió, así, en el segundo autor nacional, después de Jorge Luis Borges, en lograr ese privilegio. Doctor en Ciencias Matemáticas. Vivió dos años en Oxford, Gran Bretaña, con una beca del Conicet. Su novela Crímenes imperceptibles fue llevada al cine por Alex de la Iglesia con el nombre “Los crímenes de Oxford” y fue un éxito.

Le preguntan allí a Martinez:

-¿Por qué cree que existe tanto rechazo hacia el kirchnerismo, sobre todo en la clase media?

-Porque la clase media argentina -a diferencia de las clases medias en otros países donde he vivido, como Gran Bretaña o Estados Unidos- es muy ostentosa y sólo se solidariza con las clases más bajas cuando le va mal. ¿Te acordás cuando, en 2001, golpeaban cacerolas? Entonces, en el declive, es cuando la clase media está de acuerdo con un gobierno que impulsa el aumento de los impuestos o el blanqueo de la empleada doméstica. Pero esa alianza se rompe cuando las franjas medias empiezan a mejorar y entonces ya no están tan de acuerdo con los impuestos, porque tocan su bolsillo. Ese fenómeno encarna el nuevo gorilismo que vemos hoy.

-¿En qué consistiría ese neogorilismo del que habla?

-Es un odio irracional a cualquier cosa que haga este gobierno, sin tomarse el trabajo de pensar honestamente si la medida es buena o mala para ellos. O de comparar esas medidas con las administraciones anteriores, que no fueron mejores. Los brotes de felicidad que produjo la enfermedad de Kirchner fueron otro indicador. Lo más elocuente de este gorilismo es que cuando la clase media comienza a mejorar también empieza a mimetizarse con los valores de la clase alta.

A esa altura (había terminado la hamburguesa) ya no estaba ni siquiera desconcertado. Estaba caliente. ¿Cómo La Nación podía entrevistar a semejante pelotudo? Sólo pensaba en vengarse, en poner las cosas en su lugar. Llegó a su oficina y prendió la compu, fue directo a La Nación web a buscar la nota al escritor ese. Empezó a tranquilizarse cuando leyó alguno de los comentarios:

LOS "GORILAS" (COMO EL LES LLAMA) SON LOS UNICOS que compran sus libros, asi que mejor que este pseudoprogre salamin intelectualoide cierre el pico, o va a tener que agarrar la pala (marchy76)

¿Cuanto le pagaron los kirchner a este "libre pensador" por decir estas sandeces? (el lobo feroz)

Eligió el seudónimo de emilius 30 y escribió: “Y este zapallito quien se piensa que es para opinar de un grupo de personas a los que ni conoce ni estudio en profundidad?. Sabe acaso de economia o sociología para opinar de lo que opina o es solo un intelectualoide mas seducido por los K, que no se detiene a pensar en los que estos hacen porque le encanta la pedorrada de politica de derechos humanos guerrilleros de Nestor y Kris?. Por favor, la de alcachofas que hay en los medios oficialistas y paraoficialistas y entre los mal llamados "intelectuales"...

Ahora sí se sentía bien. Laburó un par de horas más y emprendió el regreso al country. A la noche puso Telefé. Se dio con un programa de Matías Martin llamado Vértigo que parecía interesante. Entrevistaban a Victor Hugo Morales. Se enganchó: siempre le gustó el fútbol. Pero se dio con este reportaje:





_La puta!, se dijo. _¿Qué le pasó a Victor Hugo? ¿Están todos garpados como los blogueros esos de Aníbal?

En eso llega su mujer y le pregunta: ¿Cómo te fue hoy querido?

_ Como el orto! Este país no tiene solución...

Agarró el control remoto y puso TN.

6 comentarios:

Udi dijo...

¡Qué bueno Aldo !
Tiene garra, y tensión dramática.
Un excelente cuento.
Lo que demuestra, una vez más, que la literatura es contundente.
abrazo !

sin dioses dijo...

Aldo diez puntos!!

Anónimo dijo...

Hola Aldo, soy JP (estuve en la misma comisión que vos en el encuentro bloguero de Parque Patricios). Muy bueno tu posteo sobre la mirada de estos nuevos gorilas, realmente me has hecho reir mucho.

Saludos,
JP

Aldo Ulises Jarma dijo...

Muchas gracias a Udi y Sin Dioses! Me acuerdo perfectamente de vos JP: me alegro que te hayas reido un rato. Fue un gusto conocerte allá.
Abrazo.

bahia ruge dijo...

Impecable!!

san3D dijo...

Muy buen texto y muy buen blog!!!