lunes, 29 de septiembre de 2008

LA CENSURA NO EXISTE MI AMOR...


Así cantaba Juan Carlos Baglietto en los 80, pero en Tucumán 2008 me fue DURÍSIMO conseguir el texto del editorial de Canal 10 de Tucumán referido al pasado como funcionario de la dictadura militar del Vocal de la Corte Suprema de Justicia provincial Dr. René Goane.
En este post de hace unos días me preguntaba acerca de si había existido una censura en la Universidad Nacional de Tucumán, lo que mi amigo Javier Noguera directamente calificó con todas las letras: Censura a la tucumana.
Sé que ambos post tuvieron buena repercusión entre la "comunidad universitaria" y que generaron el lógico efecto contrario al que busca todo censor: las ganas de conocer el material censurado.
Hoy realizo mi modesto aporte al necesario debate esclarecedor: me limito a reproducir el texto de dicho editorial o informe televisivo con el confeso propósito de que nadie nos diga en el futuro a los tucumanos que tenemos prohibido ver o leer.
Ya padecí eso en mi adolescencia durante la dictadura. Hoy , como adulto y profesor universitario siento que debo denunciarlo para que NUNCA MÁS nos digan a nosotros y a nuestros hijos como debemos pensar.
Por suerte hoy podemos sacar nuestras propias conclusiones, a pesar de que algunos, en nuestra más alta casa de estudios, opinen lo contrario. Ahí va:

FANTASMAS DEL PASADO
El pedido de juicio político presentado por Gumersindo Parajón contra el vocal de la Corte Suprema de Justicia RENÉ MARIO GOANE nos retrotrae a los años oscuros de la dictadura militar que padecimos los argentinos.
Al respecto, hoy el principal diario de la provincia destaca el carácter lapidario del memorándum enviado por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que textualmente señala: “Atento a la información y a los antecedentes obrantes en esta Secretaría, cabe concluir que el Dr. Goane, por su acreditada participación en organismos de poder y el ejercicio de cargos de responsabilidad en los poderes del Estado tucumano que la dictadura usurpara, en relación a la estructura implementada en el ejercicio de la represión ilegal durante el período del terrorismo de estado, estái nhabilitado éticamente para el desempeño del cargo de Ministro de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán”.
Cabe destacar que el Dr. Goane pasó por las siguientes funciones durante la dictadura militar:
Titular del Registro Civil durante los terribles meses del año 1976, un cargo estratégico que impide negar el carácter de partícipe necesario del terrorismo de estado: cuando en Tucumán bandas paramilitares y policiales desaparecieron más de 400 personas y se dotó de identidad falsa a los bebés robados a madres indefensas, el Dr. Goane firmaba las defunciones y las actas de nacimiento.
Fiscal de Estado de la provincia en el año 1981: Según sus propias palabras al diario “La Gaceta” del 03/09/08, lo hizo “como guardián de la legalidad y no funcionario común”. Nada más cierto: el pez por la boca muere. Fue el custodio legal de la dictadura gobernante. Lo extraño del caso es que ahora, desde su cargo en la Corte Suprema, exalta la división de poderes y la llamada “calidad institucional”. Es decir: quien fuera el guardián legal de la dictadura militar, pretende ahora desde la Corte Suprema ser el guardián y adalid de la democracia y las instituciones. Un extraño privilegio el del Dr. Goane.
Además, coronó su rutilante carrera durante la dictadura nada menos que como Vocal de la Corte de la Provincia en 1982 y 1983: El Dr. Goane pretende banalizarlo como si le hubiera prestado un servicio a la democracia, afirmando: “en esa época gobernaba Tucumán Antonio Merlo y ya se había ido Bussi. Hubo diferencias sustanciales entre ambos, ya que con Merlo había conversaciones con los partidos políticos para volver a la institucionalidad plena…” El Dr. Goane quiere que creamos que el ex gobernador Merlo fue un gran demócrata. Pero los tucumanos tenemos memoria: Merlo pasó a la historia argentina por su célebre costumbre de recibir a los periodistas con una pistola en su escritorio, tal como inmortalizara en una foto el diario “La Gaceta”. Seguramente lo hacía “para orientar a la crítica”.
Y el Dr. Goane, en esa época, garantizaba la libertad de prensa, además de la institucionalidad plena, desde la Corte Suprema de Justicia.
Lo extraño del caso es que con esos antecedentes del Dr. Goane, muchos políticos afiliados a partidos comprometidos con la democracia salgan hoy a alabar las “dotes de jurista” del Dr. Goane y su supuesto e insólito papel de “garante de la institucionalidad en peligro”.
Vale la pena recordar, en estos momentos que retornan, desgraciadamente, fantasmas del pasado, un dicho popular: “No hay que poner al zorro a cuidar las gallinas”
Los legisladores y la democracia, por suerte, tienen la palabra.

2 comentarios:

Francisco de Zavalía dijo...

Es una verguenza que se haya censurado, si es que de verdad pasó, una editorial de canal 10.
Ahora, todo el asunto es de por más vergonzoso.
(i) Este es un país donde una persona que participó activamente en operaciones paramiitares habla de ética en la función pública.
(ii) Todos sabemos que toda esta causa tiene que ver con el "voto no positivo" del Dr. Goane en la causa de la constitución que con su actuación en la dictadura.
(iii) La constitución reformada no permite la separación de Goane por esta causa. Además, su participación en la dictadura fue objeto de una impugnación a su designación como voca (Luis Iriarte la hizo), varios de nuestros actuales lideres (como el denunciante Parajon), desestimaron dicha impugnación. Por lo demás, la legislatura actual es, por un principio de derecho, la misma que pretó el acuerdo: no puede ir contra sus propios actos.
(iv) Durante esos años muchisimos argentinos, sino la mayoria, "colaboraron" con el régimen ¿Dónde trazas la linea? Bussi es culpable, ¿Goane? ¿Sassi Colombres? ¿Edmundo Jimenez? ¿Parajon? (fue empleado de tribunales) ¿Una directora de escuela?
Pero nada de eso quita que la censura es patética.
Por suerte, gracias entre otros a este blog, se demuestra que en la era digital, es directamente estupido intentarla.

Aldo Ulises Jarma dijo...

Gracias Francisco,
en lo personal coincido plenamente con LOS TÉRMINOS Y LA DECISIÓN tomada por la comisión de juicio político de la legislatura:
http://www.lagaceta.com.ar/nota/292867/Politica/oficialismo_archivo_planteos_contra_Goane.html
Salvo un detalle: para mí es correcto que la nueva constitución haya dispuesto eliminar la causal de "desórdenes de conducta" para la procedencia del juicio político.
En lo demás, te agradezco tu referencia al blog como modo de contrarrestar la censura.
Un abrazo.