martes, 16 de septiembre de 2008

CHE "EL ARGENTINO": ¿UNA CONTRIBUCIÓN AL MITO APOLÍTICO?

Fibrilatus acudió al estreno en España de CHE "EL ARGENTINO" del director norteamericano Soderbergh y nos cuenta sus impresiones sobre el film y el tratamiento del "Che":
Tenía curiosidad por la dificultad que se me antojaba sería abordar la complejísima figura y biografía tanto personal, como política y militar del “Che”. La cosa prometía: director y actores de prestigio, falta de financiación de la película en USA ( el Che da miedo aún por esos pagos) por lo que se recurre a la española Telecinco entre otros.
Sabía que falta la segunda parte “Guerrilla” que se estrenará aquí en octubre y que rememora más que nada sus vivencias y muerte en Bolivia.
Pensaba que me encontraría con una visión “objetiva” sobre el Che, tal como prometía el director. Harto difícil, claro está, porque el Che (y su obra) está sujeto a múltiples análisis, a interpretaciones interesadas, a subjetividades varias.
La película, en mi opinión, es técnicamente irreprochable. Los efectos especiales, la crudeza de alguna escena bélica, los planos, la música, la intercalación de secuencias en blanco y negro a modo de documental (estancia del Che en N. York para el famoso discurso en la ONU de 1964, imágenes de Batista y su corte, etc…). Dentro de este apartado, la interpretación de los actores es loable. Benicio del Toro (excepto su dificultad evidente para entonar el acento “argentino”, es muy creíble), el ínterprete de Fidel Castro brilla especialmente (con lo difícil que debe ser reproducir su forma de hablar, sus gesticulaciones, su expresión facial…..). También destacaría el trabajo del actor que encarna a Camilo Cienfuegos (optimista, bromista, pero serio, leal y combativo).
Las virtudes personales del Che creo que quedan aceptablemente reflejadas: estudioso (sale leyendo en múltiples ocasiones), sacrificado (le dan gran importancia a la vida en la selva, destacando su sacrificio físico en permanente lucha con su asma), respetuoso con el pueblo (castiga sin pudor a guerrilleros que se amparan en su condición para robar y violar), riguroso con la preparación militar, respetuoso con los prisioneros y con el enemigo en general (evita castigos a los soldados rasos, ofrece rendiciones antes que masacres inútiles), insiste permanentemente en la alfabetización como condición previa para individuos y pueblos libres, riguroso con el prestigio de la Revolución (obliga a devolver un coche robado por guerrilleros a su dueño), destaca la confidencia y complicidad con Fidel en la gestión político-militar de la Revolución (con una estudiada preeminencia de Fidel en todos los temas),etc…. Es decir, hay una cierta “abundancia” en el Che persona, en los aspectos más prestigiosos y míticos del Che.
¿Cuáles son las carencias, entonces?. Básicamente creo que queda algo “descafeinado” el Che como animal político. Lo único francamente lúcido, claro, esclarecedor son las continuas referencias a su discurso en la ONU ya mencionado. También, dentro de este contexto, a la extraordinaria agresividad, rechazo y desprecio por parte de los portavoces yanquis y latinoamericanos tanto a la Revolución como al Che como persona. Quedan, así, un poco difuminadas las razones, seguramente profundas, por las que el Che se une a Fidel en Méjico. Creo que deberían haber insistido algo más en estos aspectos, que en muchas otras escenas (quizás excesivas, de “batallitas”).

La clara exposición de Fidel sobre la situación en Cuba contrasta demasiado con la aparente “ignorancia” del Che. Se podría haber recalcado la impresión causada en el Che (un tipo de familia acomodada) acerca de la pobreza y la situación en general de los pueblos latinoamericanos vivido durante su viaje en moto, así como, la impresión causada en él por el fracaso político violento de una alternativa popular en Guatemala.
Por último, aunque evidentemente es secundario, el Che parece un hombre asexuado. No se refleja, al menos de forma clara, ninguna relación sexual o sentimental con nadie. Cosa, que sinceramente, dudo mucho que ocurriese.
Es por ello, que sin una más clara, contundente y extensa exposición de la faceta POLÍTICA y MOTIVACIONAL del Che, la película (pretendiendo una “objetividad” difícil) se centra en exceso en aspectos “biográficos” dejando de lado mucho contenido ideológico, resultando, para mí bastante fría. Sería la conclusión: muy correcta en todas los aspectos técnicos e interpretativos, respetuosa en los aspectos más básicos con la biografía pero débil en el contenido más importante, polémico, ideológico del Che. En todo caso, merece la pena verla.

De la segunda parte, ya hablaremos. ¿Puede tratarse su viaje al Congo o Bolivia, su discrepancia o no con Fidel, sus críticas a la URSS, su supuesta afinidad por el maoísmo o trotskismo, etc…. sin un planteamiento político del personaje?. Lo dudo mucho.
Les dejo el trailer del film:

1 comentario:

Natalia dijo...

Leyendo el comentario me dieron más ganas aún de ver la peli. Muy interesante la visión de Fibrilatus. Una lástima que acá todavía no la estrenaran para poder compartirla o no.
Saludos.