sábado, 26 de septiembre de 2009

PERIODISMO BIZARRO


Esta historia comienza con las declaraciones de un tal Darío Gallo (se autotitula “periodista”) al Diario ABC español. Allí sostiene: “Los blogueros que apoyan la ley de medios tienen contrato con el gobierno”

A continuación, en lo que podría calificarse tranquilamente como un acto fallido revelador de sus íntimos temores, el citado Gallo agrega:

“Con la nueva norma, en principio, los blogueros podrían tener «más trabajo». La dispersión que propone la ley y el ingreso de sectores comunitarios al manejo de radios, por ejemplo, tal vez beneficie a los blogueros más profesionales. Se estima que los contenidos serán peores durante los primeros años de la nueva ley y, en ese sentido, los blogs y los podscasts podrían ganar audiencia”

Tales declaraciones generaron lógica indignación con comentarios imperdibles hasta en el propio blog de Gallo.

De las respuestas en la blogósfera destaco algunas:

1) El blog del Ingeniero: “…el amigo Gallo que no se pone colorado al sostener un disparate como ese. No solo no resiste análisis alguno semejante argumento sino que nada se esgrime para aniquilarlo. El mismo ridículo en el que caen nuestros medios y toman a su público como idiotas con control remoto cruza el océano, seguramente con el viejo propósito de que lo que se publica afuera rebota adentro.

Bueno, pero lo que nos parece importante es que la prensa de derecha se está empezando a ocupar de los blogs políticos de la esfera nac & pop. O los blogs están aumentando su influencia o se estarán curando en salud”

2) El blog Mundo Perverso: “A ver Darío, vos que andás diciendo que los blogueros que apoyamos la ley de servicios audiovisuales tenemos un contrato con el Gobierno, ¿por qué no lo demostrás? Si tenés alguna prueba de que yo, que apoyo la ley, tengo algún contrato o recibo algún dinero por ello DEMOSTRALO y sino querido amigo RETRACTATE PUBLICAMENTE. Porque esto de andar macarteando en la blogósfera es de cuarta, estás faltandonos el respeto y reduciendo nuestras convicciones a la billetera. Si tu pluma está a la venta es un problema tuyo, no podés andar acusando gratuitamente a la gente de mercenarios sólo para ensuciar a los que no piensan como vos. Típica estrategia Goebbeliana la tuya: miente, miente que algo queda. Se que tipos como vos se rien ante conceptos como "honra", "convicciones", "ideología" u "honestidad intelectual"; pero eso no te da derecho a mentir.

PD: Estas actitudes sólo demuestran lo desesperados que están los periodistas tradicionales ante la emergencia de la blogósfera como actor comunicacional”

3) Blog de Javier Noguera: Gallo no entiende la militancia política, ni tampoco lo que pasa en la red. Está muy lejos de su jefe Jorge Fontevecchia que desde una perspectiva privilegiada viene relatando a través del Operativo fútbol para todos y El falo detalles íntimos de la verdadera pelea de fondo.

De todas estas respuestas (y sólo reproduzco tres de las muchísimas que hay en la blogósfera) parece que la que más le pegó en la frente a Darío Gallo fue la de mi amigo Javier. A tal punto que hoy le dedica un post en su blog afirmando que: “Javier Noguera es el Capo de los Blogs ladriperonistas” Otra pelotudez como las que declaró a ABC.

Por suerte allí tiene el buen tino de reconocer algo: “Que no entiendo la militancia política y lo que pasa en la red es cierto, por eso trato de estudiar ambos casos”

Apuráte Darío, ponéle un poco de dedicación al estudio, porque así no vas a ningún lado. Si seguís analizando la blogósfera nac & pop como si fuera una orga montonera estás perdido.

Más adelante sigue admitiendo: “Pero hay que reconocer que Noguera y sus amigos por lo menos dan la cara, y ponen su nombre y apellidos en los blogs. Por ejemplo, otro que tiene sus cartelitos anticlarín en la bitácora, es Aldo Ulises Jarama (sic) ¿Qué hace este bloguero peronista? Es subsecretario a cargo de la Secretaría de Estado de Grandes Comunas de la provincia de Tucumán, el puesto anterior del doctor Javier Noguera. ¿Por qué se enoja tanto Noguera con mis afirmaciones de que muchos de líderes blogueros peronistas tienen contratos con el Estado? Eso no es delito. Pero es de ladris negarlo cuando es cierto”

Falso de toda falsedad sr. Gallo. Ni yo ni Javier Noguera tenemos contrato alguno con el Gobierno de Tucumán. Somos funcionarios del Gobierno de Tucumán desde hace 6 años, y lo somos mucho antes de tener blogs. Cuando Javier Noguera abrió su blog era Secretario de Gobierno de la provincia. Yo lo abrí bastante después: ya tenía rango de Subsecretario de Estado. Ninguno de los dos teníamos ninguna necesidad ni “contrato” alguno para abrir nuestros blogs.

En mi caso particular, abrí mi blog PARA DAR LA CARA, para decir lo que pienso en materia política porque ningún medio “tradicional” me lo refleja, porque SIEMPRE me gustó militar y comprometerme (también con la nueva ley de medios) y el blog es una herramienta más (cada vez más potente, a tu pesar) para lograr esos objetivos.

Pero el blog me sirve para algo más sr. Gallo: para molestar. Para poner nerviosos a gente como vos, que quieren que los contenidos informativos en este país se mantengan inalterables y los manejen gente como vos. ¡En qué manos estamos!

Es cierto lo que dice Javier: deberías dejar de lado el estilo Jorge Rial y aprender un poco más de tu jefe Fontevecchia que hoy en el Diario Perfil escribe esta muy interesante nota sobre Clarín y cita un frase de Nietzsche que se te aplica a la perfección: “No me importa que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, no podré creer en ti”

De todas maneras, lo confieso, habrá que seguir de cerca tu carrera “en el periodismo”: un día subestimé y perdí de vista a Jacobo Winograd y mirá donde terminó.


6 comentarios:

Monikucha dijo...

Sorprendente la columna de Fontevechia. Es un análisis creíble.

Lucas Carrasco dijo...

Recién veo todo esto.
No pude entrar a los comentarios de Mendieta.
Vengo de una semana en cama por el Asma, pero bue, subcribo lo que decís. Cuando me recupere, diré lo mío.
Un abrazo.

Aldo Ulises Jarma dijo...

A recuperarse pronto Lucas. Abrazo

Anónimo dijo...

No soy funcionario argentino ni español. No tengo contrato alguno ni con el gobierno argentino ni con el español. Tampoco tengo contrato alguno con Aldo Jarma. El único contrato que tengo es conmigo mismo: intentar participar y generar debate en un medio abierto y democrático, vertir mis opiniones con honestidad, buscar un camino (el camino en que yo creo) para hacer crecer al país social, económica y políticamente.Sólo la perversión oligarca y la derecha intolerante y ciega puede creer que las voces sobran o que las discordantes "cobran". ¿Reflejo de ellos mismos?.
Fibrilatus.

Lucas Carrasco dijo...

Ahí le mandé a Mendieta como anónimo lo que pienso. Va en línea con lo que vos decís.
Sólo qeu agrego que a los boludos, en fin, hay que tratarlos así: son boludos. Y este Gallo es un boludo.

Aldo Ulises Jarma dijo...

Lucas: Ya lo había visto a tu comentario en lo de Mendieta. Está muy bueno. Abrazo