lunes, 7 de septiembre de 2009

HAY EQUIPO


No estoy loco, cuando digo que hay equipo no me refiero a la selección nacional. No. Me refiero a lo que vivimos este fin de semana en Tucumán con “los expertos blogueros” que nos visitaron y dejaron en un alto sitial al campo nacional y popular.

En serio, hay equipo!

Maradona: poné a los pibes, viejo! O al menos venite a Tucumán el sábado para ver cómo le va a Boca por acá.

Que si Gerardo Fernández, Lucas Carrasco y Mendieta sobrevivieron la dinámica que le impusimos y encima dicen que la pasaron bomba en sus blogs: por acá y por acá, es que Tucumán tiene que explotar turísticamente en cualquier momento.

Sospecho que el único que se dio cuenta de los lapachos en flor fue Mendieta.

Gerardo hablaba todo el tiempo de las minas tucumanas: dice que escribirá un post al respecto.

Y Lucas… bueno… la verdad me decepcionó: venía precedido de una leyenda negra como "enfant terrible", pero todo quedó a un lado cuando el diario La Gaceta lo catalogó de “experto”. Creo que allí se aburguesó y se convirtió en un panelista que bien podría tener en su programa Luis Majul. Y nadie hace nada!

A pedido de Gerardo, reproduzco (como puedo) mi presentación de los panelistas blogueros:

1) Juan Cabandié: no necesita presentación. Es todo un símbolo. Es el único de acá al que León Gieco le hizo una canción. Admiro de Juan cómo se reinventó a partir de los 25 años y se convirtió en un cuadro político: el testimonio vivo de que los ideales también habitan en los genes. Siempre es emocionante escuchar a Juan y sentirlo como un continuador de las luchas de sus padres desaparecidos.

2) Sebastián Lorenzo: Uno de los primeros cibermilitantes del país. Quizás el mayor especialista del país en redes sociales y el más internacional de los que estamos acá. Un laburante todo terreno y el creador del PJ Digital. Un referente a la hora de averiguar lo que se viene en materia de Internet y redes sociales.

3) Franco Vitali de Un Día Peronista: Un blog visitadísimo y de una gran creatividad e ingenio. El famoso post “Suponéte” que parieron durante el conflicto con las corporaciones campestres se convirtió en uno de los mayores alegatos a favor de las retenciones: y todo a partir de una fábrica de consoladores. Y es que, muy probablemente, a más de la mitad de los que están acá le haya llegado por mail durante el peor momento del conflicto con los ruralistas.

4) Lucas Carrasco: acá entramos de lleno en el rubro artesanos de la palabra, uno no puede evitar sentir una sana envidia al leer los post más exitosos de Lucas. Cuando uno lee a Lucas tiene plena conciencia que está en presencia de un genio, lo que pasa es que a veces uno comparte lo que dice y otras simplemente uno duda si no estará loco.

Tengo con Lucas una historia muy especial con su post más famoso: “Soy un populistas incurable”. Como Lucas apretó en algún momento el botón equivocado y borró su blog, dicho post estaba “desaparecido”.

Consideré un acto de justicia reeditarlo oportunamente, además de que el clima de época lo ameritaba.

El post empieza así:

“Nunca ganaría una elección una fuerza política que siguiera mis consejos. Y es que, en el fondo, tengo la sospecha de que la derrota persigue cierto encanto, cierto poder oscuro donde late el deseo”

Y lo termina así:

Tranquilos, ya les llegará su turno. Relean los dos primeros párrafos que escribí y entenderán: estoy acostumbrado a ser minoría. Ya les llegará su turno de hacer un país serio, con derechas e izquierdas y con división de poderes. Ya les llegará, no se desesperen. Vendrán las caras bonitas, los discursos con citas a Weber, los salvadores de la Patria, los respetuosos de las instituciones, los que luchan por la libertad y la dignidad, los restauradores de la democracia. Yo me volveré al rincón. A asustarlos, a ustedes que se asustan fácil, a asustarlos con que cuidado, despacio, que siempre podemos volver. Que puede volver la turba de sindicalistas, gordos del conurbano, pañuelos blancos, pendejos faloperos, barbudos y barderos, señoras tomando gaseosas de segundas marcas agarradas a una cuerda dentro de una columna piquetera, y un muchacho, ahí a la izquierda, que escucha a Mozart y en el fondo está contento con que la canción de las clases medias no lo incluya.



5) Gerardo Fernández, el más lúcido de los provocadores de la blogósfera argentina y un pintor exquisito a la hora de realizar un análisis crítico y visceral de la clase media argentina. Gerardo, un continuador de la mejor tradición de Arturo Jauretche, escribió hace unos meses:


“Ustedes son los que salieron a cacerolear en 2001 y no bien recuperaron la guitita se guardaron, y no bien comenzó a mejorar la economía POR OBRA Y GRACIA DE ESTE PROYECTO POLITICO retrocedieron a posturas político-ideológicas de un carácter reaccionario que realmente asombra. Pero bueno, para eso están ustedes, para ser el coro del garcaje, para seguir a los que funden el país y luego los funden a ustedes y se quedan hasta con los ahorros de sus tías jubiladas. Pero ustedes, unos piolas de aquellos, reinciden en lamerle el culo a los mismos sectores que protagonizaron los momentos de mayor transferencia de recursos de la historia nacional. Ustedes son el reaseguro que tienen las clases dominantes para tener masa crítica, ustedes son los "vivos" que creen que el problema del país son los pobres, no los ricos.
Ustedes son esa típica pequeña burguesía que a la hora de los bifes deja de oscilar y se alía con la gran burguesía, para que ésta los sodomice cuantas veces le plazca...
Pero ustedes, ustedes que la tienen re-clara, se ríen con un videíto y joden con la ropa de Cristina.

Qué manga de pelotudos!!!”


6) Abelardo Vitale, más conocido como Mendieta El Renegau, es sin duda el más reflexivo de todos los que estamos acá. El que más propone debates y el que en pocas palabras nos deja picando ideas que, o bien nunca se nos habían ocurrido, o nos estaban dando vueltas pero no éramos capaces de escribirlas.

Miren estas reflexiones típicas de Mendieta:

“Estaba durmiendo. Pero me desperté pensando. Sí, por eso debo andar así de contracturado: pienso cuando duermo.

¿Qué pasa con los blogs cuando su autor se muere? ¿Hay cementerios de blogs? ¿Y con las cuentas de correo? ¿Se siguen llenado indefinidamente de spams? ¿Habrá un cielo de internet, y desde allí podremos chequearlos y seguir escribiendo boludeces?
Listo. Me voy a la cama again”


“Alguna vez, cuando hacía poco que arrancábamos con esto, llegué a afirmarle a un amigo periodista: lo lindo del blog es que escribís cuando tenés ganas o algo interesante que escribir.

Que iluso seguía siendo, casi tanto como cuando creía en Es Ella y pintaba con su nombre las paredes de mi pueblo.

El tiempo, esa ficción tan real, me demostró que había cometido otra de mis grandes equivocaciones que tan bien pasan desapercibidas. Y ahora ya no escribo cuando tengo ganas ni tengo nada para decir. Al menos algo que crea que vale la pena para venir sentarme frente a ésta notebook que cada día tiene más fiaca para pensar y que se cuelga bien fumona.

Y encima la presión. Eh Mendieta! Qué pasa que no posteás? Eh, che, me debés un post de esa noche en que. Eh, loco, cómo te fuiste al mazo, je.

Y encima la autopresión. Mierda. Pensar que llegué a escribir un par de cosas lindas.
¿Alguien tiene un conejo que le sobre por ahí?”

“La verdad eh. Digan la verdad.

Desde que empezaron a leer y escribir blogs, ¿cuántos libros dejaron de leer?”

Y bueno… eso es todo. La verdad que estuvo bueno. Y, aunque no lo crean, la gente por acá agradeció mucho (el esfuerzo mayor fue de mi amigo Javier Noguera) que traigamos a estos profesionales de “la resistencia informativa” y que, por si fuera poco, demuestran ser unos cuadros políticos de la puta madre.

Reflexión final: Kirchner: ¡Poné a los pibes, viejo!

3 comentarios:

Andrea dijo...

plap plap plap....

Lucas Carrasco dijo...

Caramba, caramba, ni mi vieja me trata así, che.

jose ruben sentis dijo...

Está bien, amigo Aldo. Pero también hubo voces disidentes...
http://joserubensentis.blogspot.com/2009/09/verguenza-blogueros-pasean-por-tucuman.html
Un abrazo.