domingo, 5 de mayo de 2013

TODAVIA ME EMOCIONAN CIERTAS COSAS



Cuando salí de Tucumán para presentar mi libro en la Feria de Buenos Aires nunca pensé en vivir dos días tan intensos.
Día Uno:
La cosa empezó cuando quedamos con Lucas Carrasco en encontrarnos en el bar de la esquina de Canal 26. Paso, le dejo el libro, y me voy al canal. Cuando regreso, con los ojos humedecidos, me dice Lucas lo que escribió una hora después en un post memorable:
-Boludo, fuimos FORJA.
Me cago de risa. Y me  dice: -En serio,  boludo, la hicimos... somos historia.
Y me cuenta los ribetes desconocidos, las historias mínimas de vida de Scalabrini Ortiz y Jauretche que pocos deben conocer tan al dedillo. Las similudes de las apuestas contra corriente, de la literatura marginal del subsuelo de la patria que sale a interpelar a la cultura y la prensa del poder en las encrucijadas de la historia.
Cuando empezaba a encontrarle algo de sentido a su razonamiento, me acuerdo que faltaban 5 minutos para que empezara el partido de Atlético Tucumán - Estudiantes de la Plata por la Copa Argentina y le digo: - Vamos a comer a un bar que tenga televisor y me dejen ver el partido.
Me propone que vamos a un barcito abajo de su casa porque puede pedirle al dueño 2 cosas: que me deje ver el partido y que nos haga una parrillada, además allí puede bajar la notebook para escribir sobre el libro. De allí lo llamamos a Gerardo Fernández para que nos acompañe.
Mientras comíamos con Gerardo, Lucas escribía como un endemoniando el post ya citado y de pronto desapareció, como una hora. Me sorprendo al rato cuando comienzo a recibir mensajes de texto y twitters en mi celular de tucumanos emocionados por lo que había escrito Lucas, que algunos incluso ya habían volcado en un diario digital. En eso llega Lucas y me dice: _ Me fui a caminar solo y a llorar como un boludo.
No era el único: en las redes sociales a esa altura ya eran muchos los que decían que Lucas los había echo llorar.

Día Dos:


Uno nunca está preparado para ciertos momentos de su vida. Representar a Tucumán en una Feria del Libro era ya algo fuerte, impensado unos años atrás.
Pero que, además, te presenten amigos que admiro como Lucas y Gerardo y se lleguen por ahí, con la mayor humildad del mundo, tipos que hicieron más méritos que uno como Mendieta, Patucho, Franco Vitali y el ingeniero Sbariggi.




Que Udi haga un montón de kilómetros para decir presente:

Que blogueros y lectores te pidan una dedicatoria:

Que Patucho, que creó el Nestornauta, te diga que el título es un golazo.

Todo muy loco.

Cuando todo terminó, nos fuimos con Lucas, Gerardo, Lorena García y el Ingeniero Sbariggi a comer unas pizzas justo al frente de la feria (en la esquina de Santa Fé y Thames). Todos tomaban cerveza menos yo. Cuando Lucas lo advierte nos dice:
¡Que mierda nos pasó en el medio para que nuestra historia la termine escribiendo alguien que no toma una gota de alcohol! ¡La historia es una hija de puta!
Como a las once y media de la noche, fruto del cansancio acumulado, todos decidimos irnos a dormir menos Lucas que estalla:
¿Cómo puede ser que la noche que entramos a la historia se vayan a dormir temprano? ¡La gente cree que a esta altura estamos borrachos o drogados, mínimo! ¿Ahora cómo hago para meterle mística a esto? ¡Son unos hijos de puta!

Al día siguiente, ya en Tucumán, cuando mi hijo de 7 años toma por primera vez contacto sensorial con el libro me lleva a un costado y me dice, casi en secreto, al oído: -Papá, guardáme un libro para cuando sea grande.

10 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

¿Fuimos FORJA? ¡Que se yo si fuimos FORJA! En cuarenta años mas lo sabremos, pero ahora sí, sabemos que lo intentamos sin pensarlo. Y que los que hicieron aquella épica tampoco sabían lo que iban a trascender. ¡Abrazo grande!

Dana dijo...

Hermoso lo que cuenta Aldo. Me emocionó. Felicitaciones por su labor. Soy su seguidora por lo menos desde el 2010. No olvidaré nunca ese post que me enganchó a su blog: sobre la colonización de la subjetividad: http://aldoulisesjarma.blogspot.com.ar/2010/02/los-kirchner-en-su-laberinto-medios.html

Cariños a usted y a todos los blogueros que lo acompañan y no olvide de guardarle un libro a su amoroso hijo.

Mariano Andres Montenegro dijo...

Aldo, fui el viernes a la presentacion y la verdad que me emocionó mucho escucharlos a todos ustedes.
acá esta mi pseudo cronica: http://marianoandresmontenegro.blogspot.com.ar/2013/05/los-aguantadores-de-trapos.html

Marcelo Faure dijo...

Un saludo fuerte a todos los que aportaron para hacer el libro. Los blogs fueron la "luz mala" que se encendía en los campos de soja, como un anuncio esclarecedor. Un abrazo desde Entre Ríos.

p/d, cómo hacemos para conseguir el libro. Lo mandan por correo?

Aldo Ulises Jarma dijo...

Marcelo Faure:
El libro si se venderá en librerías, pero tardará un poco en ser distribuido porque salió esta semana de imprenta y lo distribuirán recién después que finalice la feria del libro el 13 de mayo. Por ahora podés comprarlo solamente en la Feria del Libro en el stand de Tucumán (Pabellón Ocre, número 3012) o en el stand de Editorial de los Cuatro Vientos (Pabellón Azul, número 315).
Ya avisaremos el listado de librerías en los distintos blogs.
Enviarlo por correo sería muy caro.
Abrazo grande a todos!

Greta dijo...

Aldo: fue emocionante estar allí, pero sobre todo, saber que soy parte de algo tan lleno de pasión.
Te dejo mi post y mis infinitas GRACIAS por tu laburo:
http://pulenta-con-pajaritos.blogspot.com.ar/2013/05/ser-y-pertenecer.html

Greta

Greta dijo...

Me olvidé de avisarte: te "robé" una foto...

Gerardo Greiner dijo...

Soy lector de blogs y estuve en la emotiva presentación. Ya estoy por la mitad del libro y felicito a Aldo U. por el trabajo.

Omar.- dijo...

Felicidades Aldo.-

lucas carrasco dijo...

Forja es la manera de decir una que sepamos todos, pero me refería a ésto:
"-Papá, guardáme un libro para cuando sea grande"