miércoles, 19 de noviembre de 2008

200


Me resulta francamente increíble estar escribiendo mi post 200. Sinceramente no sé cómo llegué a ese número en poco más de un año (arranqué en setiembre de 2007).
En tren de buscar explicaciones me viene a la mente la frase inmortal de Feinmann: cualquier pelotudo tiene un blog. Puede ser. En fin... me consuela saber que me lee gente a la que no considero pelotudos.
Lo que es seguro es que no habría llegado hasta acá sin la "persecusión" por más de 6 meses de mi amigo "ciberpadrino" Javier Noguera: fue él quien me convenció que tenía que tener "mi blog" y me quitó mis inseguridades para "exponerme".
Una vez que me largué, creo que la escritura fue un vómito de mis lecturas anteriores aunque también una búsqueda diaria, un aprendizaje y un cable a tierra.
En tren de agradecimientos, vaya uno muy especial para mi mujer Claudia que me banca las horas perdidas en "este juguetito" militante, provocador y energizante.
Sería largo enumerar a los amigos "virtuales", pero no puedo dejar de mencionar al corresponsal desde España "Fibrilatus" y sus imperdibles análisis, al amigazo Fernando "Nerd" Cassia y sus invalorables aportes diarios, la buena onda de Silvana, el aporte "polemista" de Francisco de Zavalía, los elogios de Solange, el reconocimiento invalorable de Rubén Elsinger y qué decir de los lúcidos análisis e interminables cafés con mis amigos Horacio Elsinger y Juan Manuel Victoria, o los contrapuntos ideológicos - políticos con quienes me leen desde el disenso como mi amigo Fernando Nazur.

Se me haría interminable e ilegible mencionar a toda la gente del resto del país (sobre todo de Generación K, Fundación Generación Libre y PJ Digital) así como de España que me dan ánimos para continuar esta aventura. A todos ellos, y también a los que no les gusta este blog, les dedico este video:

1 comentario:

Francisco de Zavalía dijo...

La verdad muchas felicitaciones. Si bien "cualquier pelotudo tiene un blog", pocos lo actualizan seguido y menos llegan a las 200 entradas: el mío lo tengo abandonado hace unos meses.
Además las entradas son siempre interesantes y la más de las veces me llevan a leer cosas que de otro modo no habría visto (aunque nunca te voy a perdonar por redireccionarme al blog del mingo)