viernes, 3 de julio de 2015

EL INQUIETANTE VOTO ELECTRÓNICO


Nunca me sedujo el voto electrónico. Desde este blog lo vengo sosteniendo desde el año 2009, cuando expresé, en base a las experiencias mundiales de aquella época, lo siguiente:

Este sistema de voto electrónico mantiene un proceso cerrado y oculto que introduce un riesgo inaceptable de error y manipulación.
Para controlar una elección con el método tradicional, se requieren conocimientos básicos de lectoescritura y matemáticas, conocimientos que la constitución nacional garantiza a todos los ciudadanos. En cambio, un sistema electrónico solo puede ser verificado por especialistas en informática y electrónica con conocimientos que exceden largamente la media de dichas profesiones.

Y el sistema de voto electrónico que se aplicará este domingo en las elecciones de la ciudad de Bs. As. se encuentra muy cuestionado por su alto grado de vulnerabilidad. Así lo sostienen especialistas informáticos como Enrique Chaparro de la Fundación Vía Libre en este trabajo que "da cuenta de algunas debilidades serias y vectores posibles de ataque y se discuten algunas medidas de emergencia para moderar una parte de las vulnerabilidades. Se concluye que el sistema no respeta principios fundamentales ni la norma legal que lo habilita y que, por defectos de diseño, no puede ser adaptado para darles cumplimiento"

En este otro documento muy esclarecedor, especialistas en seguridad informática exponen con claridad como "El sistema de voto electrónico vot.ar escogido para las elecciones locales de la ciudad de Buenos Aires, inspeccionado por la Facultad de CIencias Exactas y Naturales de la UBA a solicitud del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad, permite alterar los resultados del escrutinio en cada mesa sumando múltiples votos con una sola boleta"

Y concluyen:

"Desde el campo de la  seguridad de los sistemas de información evaluamos que los riesgos que introduce el voto electrónico en términos de errores accidentales o ataques maliciosos a gran escala y fáciles de encubrir superan con holgura los beneficios reales o percibidos de la automatización de un paso crítico del sistema electoral.
Se ha generalizado la creencia que todo sistema social puede ser migrado a un sistema de computadoras, y que esto implica automáticamente una mejora en términos de agilidad y economía, sin ninguna contrapartida. Existen ciertas aplicaciones, con requerimientos críticos de seguridad informática, privacidad y usabilidad, para los cuales la tecnología actual aún no puede dar respuesta. Estos sistemas son complejos y a mayor complejidad, mayor es el riesgo de falla.
La comunidad académica y la industria aún no saben cómo hacer máquinas y sistemas seguros de este tipo. Por esta razón, la buena intención de explorar la migración tecnológica del sistema de votación debe estar englobada en un proyecto que incluya múltiples interaciones de análisis y retroalimentación con los diversos actores de la comunidad. Ningún avance técnico debe debilitar la democracia"

Muy por el contrario, en los grandes medios, siempre tiende a sacralizarse el voto electrónico como un "avance tecnológico" sin entrar a cuestionar su vulnerabilidad. Ese criterio ni siquiera coincide con el del primer mundo.

2 comentarios:

claudio Maxl dijo...

El voto electronico constituye el mas atenuado d los metodos d calificacion del votante: excluye a personas muy mayores y a sectores socieconomicos alejados del manejo operativo d dispositivos informaticos, aun el mas rudimentario sistema calificado d votacion, la boleta unica multiple santafesina (5 elecciones simultaneas d distintas categorias llevadas a cabo con 5 boletas unicas distintas y 5 urnas diferentes) demuestra la enorme exclusion d votantes x fallas del votante en el acto d votacion: 8% VOTOS ANULADOS Y 6% VOTOS BLANCOS ( no votar en una d las 5 categorias ya implica voto blanco) PROMEDIO EN ELECCIONES PROVINCIALES, si se compara con las elecciones nacionales en distrito Santa Fe el porcentaje d votos blancos y anulados se desploma en sintonia con la media d votos nulos-blancos nacionales. La derecha encontro q complicando el acto d votacion logra calificar al votante excluyendo a akellos q x edad o falta d oportunidad d contacto con tecnologia.

Tilo, 74 años dijo...

Acabo de regresar de la escuela pública en la que emití mi voto.

El sistema computarizado con boleta electrónica es sumamente sencillo para ejercer las opciones incluso el voto en blanco, para dejarlas plasmadas en la grabación del chip de la boleta (que no puede volver a ser grabado) y para, previo a doblar la boleta e introducirla en la urna, poder verificar que el contenido del chip coincide exactamente con los rubros elegidos.

Resulta más sencillo para operar que un ATM, un teléfono inteligente o una tablet, dispositivos que hoy manejan millones de personas de todas las edades.

A fin de no buscarle el pelo al huevo, mis reservas se remiten a la confiabilidad en el momento de efectuar los controles de los resultados obtenidos.

De mi parte, si esa última etapa es transparente y confiable, el nuevo sistema no merece quejas u observaciones, salvo las que algún entendido en computación pueda imaginar, como la de copiar el contenido del chip por medio de un celular, comprar o vender el voto, u otras originalidades por el estilo.

Lo que no deja de merecer el mayor aplauso es que, una vez más, los argentinos podemos expresar nuestra voluntad con absoluta libertad y tranquilidad.