jueves, 16 de julio de 2015

CUANDO LA BÚSQUEDA DEL CISNE NEGRO SE VUELVE UN BOOMERANG


Es muy conocido en ámbitos políticos de nuestro país el Teorema de Baglini: que sostiene que el grado de responsabilidad de las propuestas de un partido o dirigente político es inversamente proporcional a su distancia al poder. Fue enunciado en 1986 por Raúl Baglini, entonces diputado de la UCR.
Y me parece que asistimos al exacto momento en que la oposición se comienza a desesperar y, no solamente propone y promete cualquier cosa, sino que sus jugadas enloquecidas "en busca del cisne negro" se les vuelven en contra y no hacen más que alejarlos un poco más del objetivo de alcanzar el poder.
Así, Mauricio Macri, que venía prometiendo todo lo que le viniera a la cabeza sin explicar como lo llevaría a la práctica, ahora llegó al extremo de la irresponsabilidad al alentar a la gente a comprar dólares y hasta pagar pasajes y estadías a su policía metropolitana al más lejano sur argentino para que practiquen un allanamiento a las oficinas de Máximo Kirchner. Si... con la plata de los jubilados!!!
Y en Tucumán ocurre exactamente lo mismo con los "PROceres" opositores del bicentenario: lejos quedaron esos tiempos en que dejaban sus convicciones a la puerta de la Casa Histórica para mostrarse como la alianza que los tucumanos reclamaban y que el triunfo era un mero trámite: "me subestimaron", decía Domingo Amaya.
En fin... hoy Cano - Amaya prometen más que Altamira del Partido Obrero con la diferencia, nada desdeñable, que Altamira, al menos, siempre dijo lo mismo.
El colmo fue la promesa de construir el dique "Potrero de las Tablas" tan sólo "reordenando partidas provinciales". El gobernador Alperovich no se pudo contener (de la risa) y sostuvo: “Cuando veo la propaganda de la oposición, siento que no tienen ni idea de lo que es gobernar”. Según su experiencia a lo largo de estos últimos 12 años, tras el cúmulo de tres mandatos al frente del Poder Ejecutivo, el proyecto político propuesto por parte del Acuerdo para el Bicentenario (ApB) no se puede sostener en el tiempo. “Cuando hablan que van a hacer tal obra con recursos propios siento que no tienen ni idea. ¿Saben lo que va a pasar si llegan a este Gobierno? Que en 90 días no van a tener para pagar los sueldos”, amplió el mandatario.
Y la gente se está dando cuenta cada vez más rápido...