viernes, 11 de junio de 2010

PARE DE SUFRIR


Cuando todas eran pálidas “en la prensa independiente”, este blog optó por escribir "el diario de Yrigoyen". Hoy no sería tan necesario: se hace complicado seguir tapando el sol con la mano.

Sin embargo, no dejó de sorprenderme en la Revista Noticias de esta semana esta nota (no está en Internet) sobre “Por qué crece el consumo” (Guillermo Oliveto: especialista en tendencias sociales y de consumo. Presidente de la Consultora “W”). Les dejo algunos fragmentos:

Vivimos un nuevo mini “boom” de consumo. Las ventas de alimentos, bebidas, cosméticos y limpieza, medidas en unidades, están creciendo a un ritmo tres veces superior al del año pasado: 4,5 % versus 1,5 %. Y se trata de productos transversales, que consumen todas las clases sociales. No es cierto que sólo crece el consumo de la clase media y de la clase alta. Los productos más básicos, como los mencionados, representan entre el 50 % y el 70 % del gasto de los hogares más humildes… La industria automotriz volverá a colocar en el mercado interno una cifra cercana a las 600.000 unidades durante el año. El récord histórico fue de 610.000 unidades hace dos años. La construcción está creciendo a tasas cercanas al 10 % y lo mismo la industria. La gastronomía ha recuperado el ritmo que traía previo al 2009 y algo similar sucede con el turismo.

Nuestros conflictos políticos cotidianos, que han agotado la paciencia de la gente, parecen un chiste al lado de los que tienen los españoles… con mayor o menor sofisticación, la gente comienza a ver esto. Al fin y al cabo, no resultamos ser tan incapaces como nos dijeron. Simplemente, como buen mercado de prueba, pudimos comprobar antes los resultados del “modelo”. Y encima, hoy ya no hay adonde irse. ¿Qué típico destino argentino de exilio podría resultar atractivo? ¿Madrid? ¿Miami? Lo que cuentan los amigos y parientes por el Chat y el Skype no suena demasiado tentador. El mundo se quedó sin receta y sin ese falso halo mágico de Edén que siempre se le pretendió dar desde este lado de la cerca. El pasto más verde, no era tan verde.

Cuando se les pregunta a los argentinos cómo es la situación actual de la economía de su hogar, el 43 % contesta que “buena o muy buena”. Algo bastante lógico en un contexto donde el desempleo cayó del 25 % del 2002 al 8,3 % en el primer trimestre del 2010… Y dónde además la economía crece a un ritmo anual del 5 %, lo que la depositará en el umbral del año electoral con un PBI 70 % superior al del piso del 2002, y con una torta de consumo masivo, medida en unidades, 63 % más grande que la de aquel momento.

Hay un reclamo unánime y transversal de todos -y a todos- de convencernos de que hay un “porvenir”, de que podemos y debemos recuperar, como colectivo social, la “esperanza”. Nadie quiere volver para atrás. Ni tampoco “tirar del mantel”. Se siente una vocación de “construir sobre lo construido” y no de “romper todo” para volver a arrancar de cero. Ya tuvimos demasiado de eso. Hoy lo sufren otros países. Estamos para soñar y creer…”

Quizás por eso Hillary Clinton dijo esto: La secretaria de Estado de Estados Unidos defendió las “alianzas innovadoras de los sectores públicos y privados” que llevaron adelante gobiernos latinoamericanos. “Si hace diez años alguien nos hubiera dicho que un gobernante de América Latina nos iba a dar consejos no lo hubiéramos creído”

Y la Presidenta Cristina esto:


Estamos con Diego y con Messi:


2 comentarios:

manuel el coronel dijo...

epa, muy ben compilado compañero. Y Perfil todo, es como una novia histérica, te grita, te pega, te pone cara de culo, te rompe las bolas casi todo el tiempo pero una vez por semana te sonríe diciendote te amo.

Billii dijo...

Esta es la misma revista que hizo una tapa con Nestor en el cuerpo de Hitler?
Que está pasando?
Algo está cambiando, lalalala