domingo, 22 de enero de 2012

PARA THE ECONOMIST EL MUNDO SE MORENIZA


Tanto insisten los columnistas de La Nación y Clarín con la "morenización" del gobierno, que ahora resulta que para uno de los medios neoliberales por excelencia como "The Economist" asistimos a una suerte de "morenización" MUNDIAL. TIEMBLEN GORILAS. Esta es la nota original en inglés, y les traduzco los principales párrafos:
"La era del triunfalismo del libre mercado ha llegado a su fin. Y la crisis que destruyó a Lehman Brothers en 2008 ahora envuelve a la mayor parte del mundo rico.Los países más débiles, como Grecia, ya se han sumido en el caos. Incluso el poderoso Estados Unidos ha sido testigo de la caída del salario del trabajador promedio cada año durante los últimos tres años.
La crisis del capitalismo liberal se ha vuelto más grave por el surgimiento de una alternativa potente: el capitalismo de Estado, que trata de fusionar los poderes del Estado con las fuerzas del capitalismo.
El capitalismo de Estado puede reclamar parte de las empresas más poderosas del mundo. El 13 empresas más grandes del petróleo, que son los que tienen un control sobre más de tres cuartas partes de las reservas de petróleo del mundo, son respaldadas por el Estado. La empresa más grande del mundo de gas natural es la rusa Gazprom. Sin embargo, las empresas exitosas del estado se pueden encontrar en casi cualquier industria: China Mobile es un Goliat de los teléfonos móviles con 600 millones de clientes. Saudi Basic Industries Corporation es una de las compañías en el mundo químico más rentables. Sberbank de Rusia es el tercer mayor banco de Europa por capitalización bursátil. Dubai Ports es el tercer mayor operador de puertos. La aerolínea Emirates está creciendo a un 20% anual.
El capitalismo de Estado está en marcha, lleno de dinero en efectivo y envalentonados por la crisis en Occidente. Las empresas estatales representan el 80% del valor del mercado de valores en China, el 62% en Rusia y el 38% en Brasil. Les corresponde un tercio de la inversión extranjera directa del mundo emergente entre 2003 y 2010 y una proporción aún mayor de sus adquisiciones más espectaculares, así como una proporción creciente de las empresas más grandes.
El capitalismo de Estado cada vez más se parece a la tendencia que vieneEl gobierno brasileño ha obligado a la salida del jefe de Vale, un gigante de la minería, por ser demasiado independiente. El gobierno francés ha puesto en marcha un fondo soberano de riqueza. El gobierno sudafricano está hablando abiertamente acerca de la nacionalización de las empresas y la creación de campeones nacionales. Y los jóvenes economistas del Banco Mundial y otras instituciones multilaterales han comenzado a discutir abrazar una nueva política industrial.
El ascenso del capitalismo de Estado es también deshacer muchos de los supuestos sobre los efectos de la globalización: Francis Fukuyama afirmó que la historia había terminado con el triunfo del capitalismo democrático. Ahora en gran parte del mundo el Estado está superando al mercado.
Ian Bremmer, presidente de Eurasia Group, una consultora de riesgo político, afirma que este es "el fin del libre mercado" en su excelente libro de ese título. Exagera. Sin embargo, es justo que un número notable de los gobiernos, especialmente en los países emergentes, están aprendiendo a usar el mercado para promover fines políticos. La mano invisible del mercado está dando paso a la visible, y muchas veces autoritaria, mano del capitalismo de Estado"

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aceptar las evidencias cuando se tornan innegables es una muestra de sensatez.
Aunque lo que convierte a sistemas al principio exitosos en catástrofes de alcances internacionales es la carencia de equilibrio. Creer que se puede avanzar siempre en la misma dirección y en el mismo sentido sin que la exageración debilite y destruya a tan glamorosos emprendimientos. O también olvidar que las sociedades se encuentran compuestas por diversidades que, de ser ignoradas, explotadas ó despreciadas más allá de lo humanamente tolerable por más tiempo de lo que sería cínicamente recomendable, produce reacciones inimaginadas.
El rechazar esas consecuencias no deseadas aunque inevitables, lleva a empeorar la situación mediante el uso de la fuerza, a veces en forma indiscriminada.
Pero a pesar de toda esta cháchara, lo que hace temblar a los poderosos es la "visibilización" de sus fechorías y transgresiones aparentemente omnipotentes. La palabra LIBERTAD que utilizaron para querer universalizar su sistema choca contra la LIBERTAD que tratan de ejercitar los expulsados por ese mismo sistema.
Quizá se trate sólo de uno de esos restablecimientos naturales de equilibrio a los que algunos hombres son tan poco afectos y por los cuales claman muchedumbres invisibilizadas por la LIBERTAD DE MERCADO.

Saludos
Tilo, 70 años

Anónimo dijo...

Aldo: el equilibrio, es el mas dificil objetivo a ser alcanzado por el hombre, y como consecuancia, por las sociedades.
Si el Estado se vuelve el capitalista, de la forma como los comunistas y afines lo quieren, las personas que componen ese Estado, se volveran esclavos !
Si el Estado, permite que el Capital se convierta en el todo-poderoso, el ciudadano de ese Estado, será esclavo tambien !
Ergo...?
Como seremos unanimes en admitir que el Estado, tiene algunas obligaciones que son fundamentales, como Seguridad, Educacion, Justicia..., vemos enseguida, que si el Estado se ocupa de algo mas..., no le cabra tiempo, par alo que es fundamental !
A travez del largo ejercicio de civilidad de la humanidad, hoy, podemos decir que los sistemas PURAMENTE capitalistas, como los PURAMENTE comunistas y afines..., NO dieron resultado !
Es necesario buscar el equilibrio !
Por lo visto, está mucho mas del lado de los Paises que hoy estan en dificultades economicas, pero tiene el bagage de Civilidad, que les permitirá salir...; que del lado de Paises que practican la populo-demago, pensando que con eso..., alcanzaran alguna cosa !
Podes verlo solo, o necesitas que te lo dibuje ?

Fernando dijo...

Karl Polanyi, en "La Gran Transformación" ya hablaba hace más de 50 años del "doble-movimiento", primero el libre mercado destruye instituciones y a la sociedad. Luego viene la respuesta, la sociedad se protege, reforzando sus instituciones e interviniendo abiertamente en el mercado.

Lamentablemente, tuvimos la contra reforma restauradora de los Von Hayek, Thatcher , Reagan. Ahora vemos sus consecuencias, todo de nuevo como hace casi 100 años.

Saludos