viernes, 22 de octubre de 2010

GRACIAS POR EL FUEGO


Una noche movidita e inolvidable me tocó ayer en Buenos Aires. Arrancamos temprano con Lucas Carrasco charlando de su próximo viaje a Tucumán y de política, obvio. La cosa luego siguió tal cual lo cuenta el Ingeniero Néstor Sbariggi en su blog:
"... jueves en el Oleiros de San Telmo que convoca el Pájaro Salinas. En el medio de la comida, cuando ya con los compañeros entre los que estaban además del Pájaro, Teodoro Boot y Gerardo Yomal, habíamos charlado largamente acerca del asesinato de Mariano Ferreyra y todos sus temas conexos suena mi celular. Era Lorena García que me preguntaba si estábamos cenando y que estaban viniendo con Lucas Carrasco y el tucumano Aldo Ulises Jarma que andaba por aca.
Llegan y Lucas estaba particularmente de buen humor a pesar de la pena que flotaba por lo ocurrido. Nos reíamos del eterno tema de Leuco y la metralleta, de la voltereta de Solanas y su almuerzo con Mirtha, el gobierno y los medios y demás, quizás como un antídoto para que no nos gane la partida la muerte absurda y la impotencia.
Más tarde, llego a casa y al encender la computadora (no importa que tarde llegue: tengo que ver que pasó durante esas horas que no estuve frente a la pantalla) encuentro que Lucas había colgado este post de madrugada. Y lo titula Nada"
Hasta aquí el relato del Ingeniero. 
Pero digo algo antes que me olvide: mil gracias a los compañeros por aceptarme en esa mitológica mesa y tratarme tan bien: ¡Gracias por el fuego!
Sigamos: Estaba con Lucas todavía cuando vio el comentario de Pablo (hermano del militante asesinado Mariano Ferreyra): primero se quedó paralizado por el asombro y sólo atinó a decirme: _ Aldo, mirá esto.
Los dos nos quedamos sin palabras.
Pasado un momento me dice Lucas: _ Esto es demasiado fuerte. ¿Qué puedo decirle a este pibe? Si yo estoy hecho mierda al leer eso, me imagino él. 
Y escribió el post Nada que vio el ingeniero al volver a su casa.
Hoy Lucas iba a buscar a Pablo para darle un abrazo.
Ojalá lo haya encontrado. Es lo que todos, sin dudas, tuvimos ganas de hacer luego de leer sus viscerales palabras.
¡Cuánto dolor son capaces de desencadenar unos cuántos hijos de puta!

2 comentarios:

manuel el coronel dijo...

Ojalá compañero, y qu´´e lastima que se haya encontrado con la creme en estas circunstancias, pero bueh, nada más que pedir justicia.

Profesor Jirafales dijo...

excelente post, lucas expresa lo que sentimos todos. aprovechemos para enviarle un abrazo grande a la familia, remendando tambien el no saludo oficial de cristina, nestor y anibal.