viernes, 29 de octubre de 2010

GENERACION K


Ni en sus peores pesadillas el gorilaje habrá previsto tamaña paradoja: El postkirchnerismo que tanto anunciaron desde hace años, ahora lo saben, no llegará nunca.
Peor aún: muerto el perro, como tanto lo soñaran, no se acabará la rabia. Se quedó la perra y nacieron millones de perritos. Nació el kirchnerismo: millones de jóvenes que no conocieron a Perón ni a Evita, hoy eligen a Néstor como bandera de rebeldía y esperanza de definitiva liberación latinoamericana. Y encima con un fervor militante que no se veía desde la década del 70: lo hacen con alegría.
Lo escuché por T.V. en boca de una militante de Ciudad Evita: “Nosotros tenemos un muerto querido, los otros cadáveres políticos” ¿Hace falta agregar algo para describir la política que viene?


En estos días el pueblo salió a poner en claro varias cosas:
1) El grito de ¡Gracias Kirchner! enterró la Argentina del “qué se vayan todos” y nos trajo el reconocimiento histórico al líder que supo devolverles la autoestima, el trabajo, la dignidad como pueblo.
2) El grito contra Cobos es una estocada contra los gobernantes que siempre optaron por la traición al pueblo en este país, un grito contra la Argentina hipócrita, contra los cínicos al servicio de las corporaciones.
3) El grito contra Clarín y Magnetto es la rebeldía del pueblo contra el formateo de sus conciencias, contra los medios hegemónicos al servicio de la reacción, de la sociedad rural, de los mismos hijos de puta de siempre.
4) El grito de ¡Fuerza Cristina! es la esperanza hecha voz, es el comunicar desafiante: estamos acá para que no retrocedamos ni un paso. Es una carta documento dirigida a la derecha reaccionaria. Y en boca de los jóvenes les mete miedo.

 
Lo raro, lo nuevo y lo revolucionario de estos días es que todos esos gritos no sólo salieron de las gargantas de convencidos kirchneristas, sino de gente a la que despertó la muerte de Néstor, hombres y mujeres que de golpe entendieron que había que defender lo conquistado: que tan sólo minutos después de ver la placa televisiva “Murió Kirchner”, ya habían dejado atrás la niebla mediática del “autoritarismo”, la “institucionalidad”, “el poder violento”, “el viento de cola”, “con esta inseguridad no se puede vivir en este país” y demás sofismas tan caros al tilingaje corporativo - mediático de este país.
Ricardo Caballero, en su editorial, nos deja una interesante visión acerca de los desafíos del futuro:
“La sensación es que, muerto Néstor, el kirchnerismo tiene una salida: nacer de una vez por todas. Construir organicidad. Abandonar los jirones para transformarse en bandera de los millones de personas que creen que hoy estamos mejor que hace diez años. Estructurar un programa que reúna las aspiraciones de todos los que ayer en la Plaza de Mayo, tocados en el alma, se miraban a la cara y se reconocían. Dejar de lado los prejuicios, revisar las propias certezas, abandonar el espíritu de secta, admitir que el otro puede tener la parte de la razón que me falta: son los imperativos de esta hora”

7 comentarios:

Che Genetic dijo...

Si Aldo, hablan de postkirchnerismo y resulta que a la liturgia del pueblo le ha nacido un nuevo santo.

Antes la tenían adentro, ahora quedaron embarazados.

Abrazo grande

Unfor dijo...

No podía creer ver tantos, pero tantos jóvenes desbordando todo; la Plaza, las avenidas. Esto da mucha, muchísima esperanza.

Racing y el Tío Cámpora dijo...

Lo de los jovenes, para nosotros también "los pibes" es maravilloso, así también pa presencia de la JP Sub 70. Lo logramos, TENEMOS HEREDEROS. Uno de los logros de Néstor y Cristina!!

Natalia dijo...

yo tengo 25 años y con orgullo me considero generación K, aquí mi pequeño homenaje a Néstor:

http://yobancoanestor.blogspot.com/2010/10/el-legado.html

Dario dijo...

Yo tengo 27 y me considero Cristinista desde que la vi a ella, y ahora mas que nunca con nuestra Presi. A Nestor lo admiraba, a ella le tengo adoracion.

MiTucumán dijo...

¡Con esta nueva militancia las viejas prácticas ya no tienen chance!

MiTucuman dijo...

... y justo hacia ahí apuntó la gran mentira del poder mediático esta vez: http://www.malaspalabras.com/una-imagen-vale-mas-que-mil-editoriales/