domingo, 12 de septiembre de 2010

CUANDO EL POPULISMO VIENE MARCHANDO


La última revista Veintitrés contiene una entrevista imperdible a los teóricos del populismo por excelencia: Ernesto Laclau y Chantal Mouffe. Viene bien refrescar algunos conceptos vertidos por Chantal Mouffe:

“… la democracia no es la búsqueda del consenso. La democracia debe permitir aquello que llamo el debate agonístico, la posibilidad de que distintos proyectos se enfrenten. No se puede hacer avanzar una política de izquierda basada en el consenso de todo el mundo. Hay adversarios porque hay poderes que es necesario poner en cuestión

“Hay que pensar la lucha política como lo que Gramsci llamaba una guerra de posiciones, una especie de reformismo radical, sin un quiebre total

“En Europa, la socialdemocracia se sigue llamando así, pero ya no lo es. Muchos partidos de centroizquierda no tienen diferencias con la centroderecha, todos comparten el esquema neoliberal”

“Cierta izquierda (argentina) está demasiado impregnada por el modelo europeo. Entonces se dan cuenta de que este no lo es y, en lugar de valorizar los nuevos procesos, dicen que son autoritarios, que no hay democracia”

Destaco estas frases de Ernesto Laclau:

“Los modelos (populistas latinoamericanos) aceptan el marco formal liberal democrático pero postulan un modelo económico social que rompe con las normas de la socialdemocracia europea que ha aceptado el modelo económico neoliberal. En el diario “El País” de España, es posible encontrar una incomprensión total de lo que está pasando en América Latina”

“Tuve una reunión con el bloque de Nuevo Encuentro, de Sabbatella, y fue interesante porque es una izquierda coherente y responsable. A su lado está esa izquierda oportunista y zigzagueante, que no es nada, que es Pino Solanas, que más bien debería dedicarse al cine. La izquierda de Sabbatella está claramente alineada con el proyecto kirchnerista, mantiene una identidad propia y, sin embargo, dentro de la divisoria de aguas que se da en la política nacional no tiene ambigüedades como las que caracterizan a Pino Solanas”

7 comentarios:

Profesor Jirafales dijo...

Interesante Laclau, aunque para mi hace agua al analizar la Argentina. Si la politica solamente fuera conflicto y guerra de posiciones, habria que tener cuidado al definir a los grupos de disputa, ¿cuales son? ¿siempre se enfrentan? ¿son uno solo, son varios?
A mi la concepcion positiva de la palabra populista me sigue pareciendo la coartada perfecta para que Kunkel y Rico puedan ir en la misa lista, con los votos que pone Curto. en guerra de posicion no se contra que... y la idea de la politica como una relacion de necesidad y satisfaccion puede ser interesante, pero siempre marcada en un sistema institucional y por la ideologia. no me cierra a mi este señor, me parece muy interesante pero patina cuando analiza la Argentina,si hasta estuvo con Abelardo Ramos, quien fuera bandera de la izquierda y embajador menemista a la vez. muy bueno el blog

manuel el coronel dijo...

Unos grosos estos dos, realmente.

Y representan a ese populismo incluso como pensadores.

Que chiquitos quedan en argumentos tipos como Caparrós por diós...

Aldo Ulises Jarma dijo...

Profesor Jirafales: por supuesto que respeto tu opinión sobre Laclau, aunque no la comparta.
Solo una aclaración: es cierto que Laclau militó con Abelardo Ramos en los 60, pero ya estaban distanciados mucho tiempo antes de que Ramos (no Laclau) adhiriese al menemismo.
Saludos.

Bob Row dijo...

@Profesor Jirafales: si no sabe qué es la "guerra de posiciones" porque no leyó a Gramsci, le sugiero que busque la larga entrevista de hace unos meses a García Linera en El Argentino, donde relata cómo se desarrolló en la práctica en Bolivia.
Es cierto que no hay obligación de saber todo, pero tampoco de opinar de lo que no se conoce.
Y ya que pide una definición cuidadosa de los grupos en disputa, bueno, justamente de eso se trata. Pero creo que un alfonsinista debería pensarlo dos veces antes de mencionar a Rico, el "héroe de Malvinas" ante quien el padre de Ricardo cedió la ley de Obediencia Debida.
La diferencia, tal vez, sea que la retórica populista se resistió al ajuste cuando las papas quemaban (como los europeos a los que se refiere Laclau) mientras que la retórica republicana de los radicales terminó en el vaciamiento financiero delarruista.
A ver si somos un poquito menos soberbios ¿no?

Aldo Ulises Jarma dijo...

Bob Row: gracias por pasar y destrozar al "Profesor Jirafales".
Saludos.

Anónimo dijo...

Dualismo, polarizacion, binarismo..
son las grandes miserias de nuestra generacion...

NO HAY NADA MEJOR PARA UN ARGENTINO QUE OTRO ARGENTINO

PINO SOLANAS 2011.

Aldo Ulises Jarma dijo...

Anónimo: dices pertenecer a una generación de grandes miserias. Por lo que veo... la leyenda continúa eh...