viernes, 8 de noviembre de 2013

GUERRILLAS 2.0 Y TRIUNFO CULTURAL


Hace pocos días salió a la venta el libro cuya tapa ilustra este post. Se trata del nuevo libro del periodista Edi Zunino, actual director de la revista "Noticias" de editorial Perfil.
El libro tiene el indudable "gancho" de dedicarle un capítulo a cada uno de los periodistas y empresarios de medios más importantes de la Argentina, lo cual le garantiza difusión y buenas ventas.
Pero, además, en el medio de los Lanata, Tinelli, Gvirtz, Majul, etc., tiene la particularidad de dedicarle un capítulo a la rica historia de los blogueros nac & pop bajo el título de Guerrillas 2.0, supongo que para hacer honor al título de "Periodistas en el Barro".
En fin, cualquiera fuese su motivación, Zunino logró sorprenderme al basar este capítulo sobre los blogueros en mi libro "Destripando lo Sagrado", lo cual reconoce expresamente en el texto y en la cita bibliográfica:


Reconoce también la importante y única guía de blogs existente de mi amigo Ricardo Tasquer:


Así, entre las páginas 268 a 274 realiza un resumen de parte de mi libro con algunas opiniones personales de Zunino que intercalan su relato pero que no alteran lo esencial de la historia de los blogueros que relato en mi libro:


Completa el capítulo una entrevista "polémica" a mi amigo Lucas Carrasco y una cita del Epílogo de mi libro:


En líneas generales, a pesar de no coincidir en algunas posturas de Zunino, rescato como positivo el capítulo de su libro porque intenta ajustarse a la verdadera historia de los blogueros. Contiene también algunas chapucerías (no creo que exista mala intención) como la que señala mi amigo Gerardo Fernández en su blog y otra en la página 277 in fine, adonde adjudica a Anibal Fernández (a quien tilda de inefable) palabras que en realidad pertenecen a Gerardo Fernández (y que reproduzco en la página 116 de mi libro).
Sacando eso, elijo ser "positivo" y quedarme con esta opinión de Edi Zunino que comparto plenamente:

¡Lo bueno es que ya no lo decimos solamente los blogueros! ¡La historia no podrá obviar la importancia de la irrupción blogueril en el triunfo cultural!

En cuanto al resto del libro, confieso que empecé a leerlo ayer y que sólo pude terminar los capítulos de Daniel Hadad, Verbitsky y Gvirtz, que me permiten sacar algunas conclusiones:
1) El libro es ágil, interesante y entretenido. Es, en ese sentido, muy profesional.
2) Obviamente no es "periodismo independiente": tiene claras simpatías y antipatías ideológicas y posicionamientos interesados. Me explico: quizás sea, de los que leí, el capítulo dedicado a Verbitsky el que más intenta guardar equidistancia, buscar una mirada lo más objetiva posible. Eso no se consigue con Hadad ni con Gvirtz: con Gvirtz privilegia la dureza y el ataque personal, con Hadad se tiene una mirada comprensiva y hasta cómplice sin atacar ninguno de sus puntos oscuros.
3) Pero, aún sin haber leído el libro completo, el mismo adolece de un pecado original ya desde su tapa: ¿Dónde está Fontevecchia? Al no atreverse a poner "en el barro" a su jefe, sin duda un auténtico protagonista de su subtítulo de tapa: "Miserias y razones de la guerra mediática en la Argentina reciente", su historia y su análisis "independiente" se deslegitima. Zunino termina mostrando su costado de periodista militante (de su empresa Perfil, obvio).

10 comentarios:

Mendieta dijo...

Hola. Vengo a defender mi "buen nombre y honor". Empecemos por el "buen nombre": me llamo Vitale, con E Zunino, con E.

Ahora el "honor": Además de vocero de los Veteranos de Guerra, supe ser astronauta, ganador de Roland Garros, contramaestre con el Almirante Brow, goleador en Racing y banderillero en Cádiz.

Soy adicto al vino y las empanadas de carne y mi última inmersión en las "nuevas tecnologías" es una cinta métrica que me compré en el subte. Ah, "friki" no sé qué es, asi que eso soy seguro.

Ay Aldo. Si el resto de libro tiene la misma "severidad" en los datos que la parte que me toca, estuviste demasiado componedor. Dejame de hinchar. Je.

Aldo Ulises Jarma dijo...

Mendieta: es cierto, tal cual, Zunino se ensaña con vos y con Gerardo. Pero como extrañamente nos trata bien a los tucumanos: a mí, a Javier, a Ricardo, el tipo me conmovió.
Y cuando no puedo acusar a un porteño de "salvaje unitario" elijo ser componedor.
Abrazo grande!

Anónimo dijo...

Un importante reconocimiento no sólo a la militancia bloguera sino también a tu trabajo Aldo.
Felicidades por ello. Del libro en sí cada uno puede sacar sus conclusiones sin poder negar lo anterior.

Fibrilatus.
España

Ricardo dijo...

Y bueh, aunque más no sea por autocholulismo, deberemos comprar el libro (lo cual me genera contradicciones: ¿estaré bancando así, monetariamente, al periodismo independiente?).

Aldo: se comprueba, una vez más, que relatar la historia de los blogs nac&pop era necesario. Y que no podrá estudiarse esta batalla cultural y disputa comunicacional sin referenciarlo.

Abrazo.

Anónimo dijo...

Cuanto orgullo, se me ensancha el pecho a punto de reventar por ver a mis amigos kumpas en las paginas de esa enciclopedia.
Gracias Edy Sunino, se escribe asi el nombre??
Ahora entiendo porque mi sobrina le puso a su perro Edy.
Nunca menos

Anónimo dijo...

Continuo pensando, que si un grupo tan numeroso de jovenes, se empeñasen en transformar 'LA POLITICA' argentina, la Republica estaria finalmente encaminada en la calle que lleva al primer mundo !
Para despues, entrar en la avenida, y luego en la carretera !
Porque hace mas de 200 años, que la politica esta totalmente contaminada, con caudillismo, demagogia, populismo !
Y derivados vicios, que llevan a la mediocridad y decadencia !

Anónimo dijo...

Tipico estado de espiritu de quien: en la comodisima vida de empleado publico, puede mirar tranquilisimamente el tiempo pasar, a la espera de la jugosa jubilacion; caminando por las veredas decoradas de libros, libritos, folletos y blogs !
Incluido algun viajecito ?
Si 'afuera', el gobierno completamente ausente, provoca inflacion galopante, corrupcion 'estridente', desaparecimiento de Seguridad, Salud y Transporte (incluindo choques, para 'mejorar'...!), eso es cosa que no afecta ! Para nada ! Cierto ?

ram dijo...

¿Se da cuenta, Aldo?, ni siquiera alcanza con que un escriba (de cuarta, como corresponde) del elenco estable de la independencia y la tegiversación, le copia (y maltrate) su laburo - bueno, ni siquiera eso es suficiente para que se salve de la la visita del anónimo diferencial y su dosis de tontería galopante (como la inflación, pero en su caso irreversible).
Zunino, chanta y deshonesto intelectualmente, tiene a su favor que es un atorrante asumido y con cierta dosis de humor, pero usted, don anónimo, ¿de veras cree que la tontería y la solemnidad son signos de inteligencia y/o corrección política?.
Busque un mejor libretista, durán barba dentro de poco va a estar de oferta, además, seguro que coinciden en que el adolfo (el cabo austríaco del bigotito) era un tipo "espectacular". Cierto?

Edi Zunino dijo...

Gracias, Aldo, por tu comentario sobre Periodistas en el barro y la evaluación de mis intenciones. Me entusiasma que se puedan ver las cosas fuera de la lógica amigo-enemigo. El tuyo me sirvió muchísimo para recapitular y tratar de entender. Acepto las críticas que me hacés. Prometo tenerlas muy presentes ante una eventual edición ampliada y corregida. Creo que se mantienen ciertos prejuicios en algunas de ellas, pero bueno: supongo que también tendré los míos. Ojalá podamos conversar algún día.
Edi Zunino

Aldo Ulises Jarma dijo...

Pedro... mirá quien vino! Edi Zunino: Antes que nada aprovecho para saludarte y agradecerte que cites la fuente (mi libro Destripando lo sagrado) en el capítulo de los blogueros en tu libro y, además, me alegro que te sirviera.
Cuando me decidí a escribirlo, sabía que no ganaría plata con ello pero tenía la necesidad de dejar un testimonio lo más ordenado y fiel posible acerca de un época y una épica.
Te aclaro que no me considero portador de prejuicios contra el periodismo: te asombraría saber la cantidad de amigos periodistas que tengo y que trabajan en medios (grandes) de línea editorial anti K.
Lo que movilizó la etapa de los blogueros K fue la convicción de querer terminar con una Argentina donde un par de medios aliados a las corporaciones económicas extorsionaban permanentemente al poder político para defender sus intereses. Los Kirchner tuvieron el coraje de enfrentarlos en una encrucijada histórica (por los motivos que se te ocurran) y allí estuvimos para bancar. Y ganamos en alguna medida (el tiempo dirá en qué proporción).
Y así como banqué esa pelea, también critiqué desde este blog la etapa religiosa del cristinismo (etapa que murió en las últimas elecciones).
Ergo: no se trata de prejuicios. Se trata, como siempre, de ideología, compromiso, honestidad intelectual y coraje.
Y periodistas y blogueros compartimos ese barro existencialista sartreano: el de la elección (y toma de partido) constante.
Suerte con el libro.
Saludos.