domingo, 22 de julio de 2012

PARA NO MERECERME MI PROPIO OLVIDO


Lucas cuenta por acá el estado de mi libro sobre los blogs:

"Uno tiende a creer que puede hacerlo todo. Dejé de reescribir, obsesivo, la novela, Las Pelirrojas y empecé otra cosa, un relato, más mundano, político, se va a llamar Me tienen harto con el kirchnerismo. Y no voy a adelantar más. A nadie le importa mucho que digamos, tampoco. Y está el libro de Aldo Jarma, sobre la historia de los blogs políticos. Voy a hacer, congeniamos, la edición final. Después se verá la editorial. Primero, hay que sortear los procesos marketineros a los que te quieren someter las editoriales, pensando, con justa precisión, en su propio negocio"

Así es. El libro está en la etapa final de edición. Estoy seguro de dos cosas:
1) Esa historia pedía ser contada y
2) Estoy muy conforme de cómo quedó. Creo que gustará, al menos, a los amigos.
El libro tiene un apéndice : una guía de los blogs nac&pop que escribió el amigo Ricardo Tasquer, del blog "Los Huevos y las ideas". Está muy buena.

En fin... hago mías las palabras de Lucas en su post:

"Y si tenés la suerte de que te lean, así sean diez personas, bah, siempre son diez personas, no más, las que te importan, aunque te lean miles y miles. Rostros incontados. Sin nombres. Que nunca conocerás. Pero si tenés la suerte de que te lean, si ganaste esa guerra, el tiempo, incansable, inabarcable, tiene una carta mejor para redoblarte la apuesta: la culpa. Yo que he encarado sin arrugues los 20 minutos de fama buscando que me lean. Trasladar un porcentaje, con matemáticas de viejo zorro perfectamente aplicadas al branding o algo así que le dicen los yuppies al marketing personal, mirá en qué deriva fui a parar, hablando como los publicistas, esas personas calculadamente estúpidas. Trasladar un porcentaje al lugar donde puedan leerte. Con la irredención de mostrar los hilos. Escribir rápido. Constante. Establecer un pacto, jamás con todos, es imposible. Nunca estable. Ni permanente... 

Me siento orgulloso, de mí, aunque cuente lo contrario, de pocas cosas. Una es esa. Para no merecerme mi propio olvido. No podría perdonarme. De otro modo, sencillamente, no podría perdonarme.
Qué pequeñas son las cosas de las que sentirse orgulloso.
Pero qué importantes."

7 comentarios:

Fede M dijo...

Que hermoso día, ese. Abrazo Aldo.

Anónimo dijo...

Re: editoriales...

http://editorialorsai.com

Silvana dijo...

Felicitaciones de nuevo! Ya estamos más cerca, casi hojeando el prólogo!

Hermosa foto en la escuela de Río Nío... La subiste después del encuentro de blogueros que se hizo en el hotel Del Jardín y que vinieron Lucas y Mendieta.

No dudo que tu memoria debe guardar muchos recuerdos de experiencias generadas a partir de este espacio...

Beso!

Marmaduke/Eddie/Matt dijo...

ALDO: Cuando tu libro se publique te pediré que me orientes sobre como puedo comprarlo desde Atlanta.
Eddie

Udi dijo...

Ya estamos reservando fecha para la correspondiente presentación en Rosario, Aldo. Lo esperamos !
Un abrazo !

Aldo Ulises Jarma dijo...

Fede M: así es. No sé por qué no sales en la foto.
Silvana: Gracias. Beso grande!
Marmaduke: Ok, ya veremos cuando esté editado como hacemos. Abrazo.
Udi: Si es la única forma posible de cobrar mi asado a la orilla del Paraná, allí estaremos. Abrazo!

nilda dijo...

Espero ese libro, con ansias de quinceañea.