viernes, 6 de julio de 2012

LA ESTRATEGIA DEL PUTICLUB


Hoy ya sabemos que todo el montaje de hace unos días acerca del dinero que los alemanes y el Banco de Europa pondrían para el salvataje de los países con playas sobre el mar mediterráneo no dejaba de ser un catálogo de buenas intenciones pero de difícil aplicación práctica (un equivalente al patético blindaje de Cavallo en Argentina).
Ahora bien, lo de cómo planea España superar su crisis socio-económica no tiene desperdicio y, a su vez, no deja de ser una lección acerca del papel que los mercados y el capital financiero le tienen reservado a sus mejores alumnos. A esos que viven haciendo "guiños" o buscando las reacciones positivas de los mercados.
La principal estrategia de "reactivación" en la España de hoy es "Eurovegas", un mega complejo dedicado a la joda al que el ex presidente Felipe González definió así en el diario El País: 
"Pero por favor, ¿vamos a confiar la recuperación de la economía y el empleo a operaciones de esta naturaleza?", se ha preguntado hoy Felipe González refiriéndose al macrocomplejo de ocio y juego que el magnate estadounidense Sheldon Adelson quiere instalar en España. "No es posible que este señor quiera cambiar la legislación para convertir a Madrid o a quien le toque en un puticlub. Lo mejor sería afrontar la crisis con inversiones más discretas"
Y es que la perversión es completa: el magnate dijo que está analizando si lo pondrá en Madrid o Barcelona y  transmite sus exigencias a ambas ciudades para ver quien le brinda mejor "clima de negocios". Y la derecha del PP, que gobierna Madrid, reacciona como era de esperarse:
"El Gobierno de Esperanza Aguirre incluye en su plan de ajuste aprobado ayer en el Consejo de Política Fiscal y Financiera la petición al Gobierno central de que se modifique la Ley del Tabaco para permitir fumar en casinos y otros establecimiento de juego como bingos y locales de apuestas"
Y en Barcelona, los socialistas españoles también están a la altura de las circunstancias: 
"El Partit dels Socialistes logró algo insólito: votó en el pleno tres resoluciones sobre Eurovegas de forma distinta"
Y el cuadro de cabaret se completa con esta reflexión final de Felipe González: "lo que más le ha extrañado es que a los obispos, que además están en contra de la igualdad de género, les parezca bien".
En fin... esto tiene una lógica de hierro: el capital financiero primero los llenó de autopistas y luego de aeropuertos (varios que ni se usan), parque de atracciones, hoteles y departamentos donde van a pasar sus últimos años los jubilados alemanes e ingleses. El mega casino y puticlub cierra el círculo. Eso es todo.
Hagan sus apuestas: ¿En Madrid o en Barcelona?