miércoles, 18 de marzo de 2009

NI CON LA AYUDA DE DIOS...


Poquito... poquito, casi nada. Clarín dijo 8000 personas y luego lo subió a 10.000 (igual un papelón muchachos...) en la marcha contra la inseguridad convocada en Plaza de Mayo por una ONG encabezada por la hija del General Guglielmi, acusado de torturador durante la represión ilegal.

Ojo: convocaron desde Susana Gimenez hasta Tinelli, con la simpatía y el coro de toda la oposición, Macaya Marquez en Fútbol de Primera, los programas de chimentos (asaltaron a casi todas las famosas esta semana), y con una previa de escalada mediática impresionante machacando con el tema: si un turista se guiara por la televisión de éstos últimos días creería que estaba en Gaza, no en Buenos Aires.

Oradores: el inclasificable rabino Bergman, señaló: "hoy tenemos democracia, pero no tenemos república" ¿?. El otro orador, el sacerdote católico Guillermo Marcó, ex vocero del cardenal Bergoglio venía de condenar en declaraciones radiales el uso del preservativo, señalando que "es mentira que éstos sean una solución para combatir la pandemia del sida", apoyando las declaraciones del Papa Benedicto XVI.

Observen la ideología de los manifestantes en la marcha:


¿Hace falta agregar algo a ese cartel? Sepa al menos, señora, que ni Hitler, ni Bush, ni los militares genocidas argentinos eran pobres, pero vaya si fueron asesinos. Los pobres, señora, no necesitan que ud. los acepte; pero eso sí señora, no comen vidrio: seguramente no votarán igual que Ud.
Y Ud., señora, lo llamará fraude, clientelismo; pero esos pobres que ud. "acepta" no harán más que actuar en defensa propia. ¿Sabe porqué? Porque EL PUEBLO NO ES "LA GENTE", señora.
EL PUEBLO NO ES BOLUDO.
Acá describen a la perfección (y está imperdible) a la "gente como Ud., señora".

11 comentarios:

Francisco de Zavalía dijo...

Si hay un tema que demuestra lo "berreta" de los medios de comunicación argentinos es el tema inseguridad: hasta el peor canal americano de noticias (Fox News) se abstiene de mostrar "en vivo y en directo" y con un profundo análisis periodistico el quinto robo en el año a un kiosquero de Barracas. No es extraño entonces, que vivamos con la sensación de que Argentina es una gran Gaza.
Pero, por otro lado, el problema de la inseguridad existe, es real y el gobierno (este y los anteriores) es incapaz de encauzarlo: como dato, antes eramos un país de tránsito de la droga y ahora los Carteles colombianos operan con total impunidad en el país.
Ayer, al salir del trabajo, caminé por Avenida de Mayo: los manifestantes se estaban retirando. La verdad, no se cuantos eran pero eran muchos. Tampoco eran todas señoras paquetas, aunque había una mayoría de clase media.
Igual, la razón por la que no asistí ni asistiré a este tipo de marchas es porque carecen de un objetivo: se que fue contra la inseguridad; ¿Fue a favor de la pena de muerte? No lo se. Esos rejuntes de grupos e ideologías (de la cual todos nuestros dirigentes actuales o potenciales son culpables), le hace un daño tremendo al país.

Anónimo dijo...

Más aún, el rabí de la voz aflautada dijo algo así: "todos nosotros, que descendemos de los inmigrantes que hicieron la Patria". (No tomé nota de esa parte porque me urgía vomitar, y de ida y vuelta al baño me perdí alguna ovación. Pero que dijo eso, seguro).

Tal sería la quincuagésima novena zoncera del manual de don Arturo: antes de la llegada de nuestra tercera migración europea de indigentes huyendo de pestes y hambrunas... aquí no había nada. Ni indios ni criollos ni colonizadores españoles, ni historia ni nada: la barbarie, el desierto.

Si no hubiera sido por el nono del rabí, seríamos como Bolivia, sucio antro donde los nativos mascan coca.
Con razón Biolcati lo convocó como jefe de trabajos prácticos de su Escuela de la Bosta Bovina Cálida y Humeante.

Saludos, Osvaldo

Aldo Ulises Jarma dijo...

Gracias Francisco por tu respetable opinión. Mi convicción sobre el objetivo de la marcha: jaquear al gobierno (el rabino Bergman fue muy explícito al respecto).

Gracias Osvaldo, muy gráfico y fisiológico lo tuyo sobre el rabino.

A ambos le recomiendo esta nota de Sandra Russo sobre el rabino Bergman:
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/subnotas/121803-38833-2009-03-19.html

Francisco de Zavalía dijo...

Puede ser, mi punto es que a éste tipo de marchas va: el neonazi que añora a Videla, el sesenton que dejó de comprender la realidad hace tiempo y sabe que los jóvenes son el problema y que la solución es "mano dura"; la señora paqueta que se queja de todos y contra todo; el famoso venido a menos que quiere cámara; el aspirante a estadista que, sin ser capaz de generar un hecho político, quiere encabezar una marcha porque sería incapaz de encabezar el país: lo más patético que me pasó en la vida fue, cuando aún vivía en Tucumán y estaba en política, ir a una marcha de jubilados donde 30 eran jubilados y el resto...
Pero, por otro lado, muchos van porque tienen un reclamo legítimo. A estos, los respeto.
Igual, porque es un rejunte, no asisto porque no sólo acompaño a los últimos sino que también avalo a los primeros.

José Luis dijo...

Aldo, me pareció MUY tendenciosa la mención que hiciste de Constanza Guglielmi como "la hija del general Guglielmi". La mina militó en política desde que volvió la democracia, y hasta donde sé, estuvo y está en pareja con Néstor Perl, un ex-gobernador de Chubut.

Por otro lado, te cuento por si no sabés, que a Constanza le mataron a la hermana, María Pía (ex-compañera mía en la primaria en Comodoro Rivadavia), de un balazo en el pecho para chorearle guita. Fue un caso bastante comentado de hará un año.

Hubiera sido bueno que se te hubiera ocurrido que por ahí, en una de esas, remotamente, quizás, tal vez, la mujer esta podía estar ahí por otras razones que no fueran ser hija de un milico. Razones como ser víctima de la famosa inseguridad.

Criticamos a Clarín, pero informamos como Clarín.

JL

Aldo Ulises Jarma dijo...

José Luis:

Te recomiendo que leas la nota de tapa de la revista Veintitres de esta semana sobre Constanza Guglielmi que es muy completita. Comienza así:
Es hija de un represor. Milita en el peronismo anti-K y organizó una marcha financiada por De Narváez y custodiada por Barrionuevo. Cree que la inseguridad se resuelve con mano dura y se define: “No soy fascista, tengo un marido judío”.
Acá la nota completa:
http://www.elargentino.com/nota-33318-La-nueva-Blumberg-.html

Aldo Ulises Jarma dijo...

Ah... José Luis: especialmente interesante lo que dice el ex marido de tu compañera del colegio: “usar el dolor ajeno para una tribuna personal” es la acusación que lanza contra su ex cuñada Carlos Báez, viudo de María Pía: “Constanza se aprovecha del dolor para hacer política; casi ni tenía relación con mi mujer”.

Es una interna familiar que viene de lejos. Perl y Constanza desalojaron de un departamento en Barrio Norte a María Pía una Nochebuena. Báez nunca lo olvidó.

Diego Perl dijo...

Compañero Aldo: Con todo el respeto y cariño que le tengo. Usted ésta vez, habla pelotudeces....

Aldo Ulises Jarma dijo...

Diego, puede ser, vos conocés todo de cerca. Lo que yo hice, en todo caso, es reproducir lo publicado por Página 12 y la revista Veintitrés.
Pero te aclaro algo, dejando de lado las cualidades humanas o no de Constanza Guglielmi o si tiene razón ella o su ex - cuñado, cosa que francamente no me interesa y que en mi post original no tenía ninguna trascendencia, lo importante para mí es que no coincidí ni apoyaría nunca marchas de ese tipo con un fuerte CONTENIDO FASCISTOIDE. Ese es el quid de la cuestión para mí, no la vida privada de Guglielmi, que te reitero: no me interesa y sólo reproduje las declaraciones del ex cuñado que publicó la revista Veintitres.
Un abrazo.

José Luis dijo...

Aldo, yo también tengo un hermano con el que no me hablo. Eso definitivamente NO me hace enemigo conjurado al punto de que me pasaría su muerte por el quinto forro.

¿Alguna vez te mataron a algún cercano, por este tema de la "inseguridad"? Yo lo más cerca que tuve un asesinato fue justamente lo de María Pía Guglielmi. Había sido compañero de grado hacía más de 20 años, y desde ese tiempo que no la veía. Ni siquiera éramos amigos. Pero cuando escuché en la tele que la habían matado me dio una angustia terrible. A mí, un ex-conocido, casi desconocido. Imaginate cómo sería con un hermano, aunque no te hables con él o ella, Aldo.

Por otro lado, lo de las rencillas, peleas o lo que corno fuere que tenían entre Pía y Constanza, eso es cosa de familia y me parece bastante bajo que tanto Página/12 como vos mismo saquen el tema. Si mirás suficientemente de cerca a CUALQUIERA, todos somos anormales, todos somos unos hijos de puta, todos tenemos algún esqueleto en el placard. Todos, vos y yo también. Quién es Página/12 (y quién sos vos, o yo) para saber qué pasó entre ellas dos.

Y, en última instancia, qué importa.

Un saludo,
JL

PD: Con esto no estoy defendiendo a Constanza. Simplemente estoy atacando la manera muy pedorra en que veo que la agreden (todas idioteces: ¿hija de represor? ¿peleada con la hermana? ¿que la hermana murió "en un episodio poco claro"? -- qué putada esta última) para tangencialmente ningunear a miles de personas que genuinamente están entre asustadas e indignadas de que nadie haga un carajo para evitar que nos maten, o nos violen, o nos hagan ir al siquiatra el resto de nuestras vidas.

Aldo Ulises Jarma dijo...

José Luis: te concedo la derecha en cuanto a la vida privada de Constanza Guglielmi, que francamente no me interesa. En mi post sólo hice una referencia a su padre que muchos sindican como represor. Hasta ahí. Cuando vos salís a reinvidicarla, yo simplemente te mandé a leer información que no la deja tan bien parada, y tenés razón en algo: es imposible saber la verdad sobre cuestiones familiares en las que uno no debe entrar.
En lo que no coincido con vos, es en tu razonamiento de que el dolor autoriza y legitima a cualquier cosa. El haber sufrido o no una pérdida no te hace tener razón ni te habilita a diseñar la política de seguridad de un país. Para eso también estudia la gente y hay especialistas en esa materia.
En tal sentido, reinvindico los dichos de la jueza de la Corte Suprema Carmen Argibay:

Consideró "absurdo reclamar la pena de muerte para los delincuentes y pidió políticas sociales de inclusión". También dijo que "la problemática de la inseguridad está inflada por los medios de comunicación". Criticó a quienes marcharon la semana pasada hasta la Plaza de Mayo para reclamar mayor seguridad, al sostener que "no hemos visto a estas personas marchando contra el hambre y la pobreza, son los programas sociales los que combaten realmente la delincuencia"

"Primero tenemos que empezar a ver la cantidad de muertes evitables por falta de atención médica, de programas de salud, por falta de atención a la niñez", enumeró. "Recién entonces podemos empezar a hablar de lo que estamos haciendo para remediar la inseguridad", agregó

Al cuestionar los reclamos de pena de muerte encabezados por Susana Giménez, tras el crimen de un colaborador, Argibay explicó: "así no vamos a ningún lado, porque ponemos el caballo adelante del carro". "El problema es mundial, y desde Caín y Abel que pasa esto", ironizó.

También refutó la afirmación que hizo el cura Guillermo Marcó en la marcha por seguridad en la Plaza de Mayo de la semana pasada, de que los delincuentes ya aplican la pena de muerte contra sus víctimas, al aclarar que "las penas son castigos que sólo aplica el Estado, y cuando alguien mata a otro, comete un delito". "Yo diría que -el tema de la inseguridad- está exagerado periodísticamente". "Son ustedes los que están inflando el tema", le dijo a los periodistas.

Un abrazo. José Luis.